El famoso artista Olafur Eliasson diseña una lámpara LED recargable con energía solar

Olafur Eliasson, conocido por la impresionante fachada del Harpa y por su arte que experimenta con las percepciones de luz y espacio, ha diseñado Little Sun, una lámpara LED que se carga con energía solar, que es estética y que puede llevarse como un adorno.

Olafur Eliasson es un artista danés-islandés conocido por la impresionante fachada del Harpa, el salón de conciertos de Reykjavík, y por su arte que experimenta con las percepciones de luz y espacio. Ahora, se dedicó a diseñar Little Sun, una pequeña lámpara LED que se recarga con energía solar y que provee horas de luz por las noches.

Little Sun promete ser la solución para iluminar a las comunidades rurales que no tienen cableados de luz y que hasta ahora recurren al queroseno, una fuente de accidentes, quemaduras y gasto económico.

Esta pequeña lámpara es muy estética y pequeña; se puede llevar como prendedor en las ropas, en una bicicleta o colgar del techo o del marco de una ventana. Así, con sólo 4 horas de exponerse al sol, provee hasta 5 horas de luz para actividades como leer, estudiar, cocinar o trabajar. Además, su pila tiene una expectativa de vida de 3 años. De esta forma, una lamparita provee 10 veces más luz a sólo una décima parte del costo de una linterna de queroseno común.

“Reemplazar el queroseno con iluminación solar mejora las condiciones de estudio para los niños y reduce las probabilidades de incendios por queroseno, el gasto por el combustible, riesgos a la salud y contaminación del aire”, afirma el sitio de Little Sun.

Esta lámpara ya comenzó a distribuirse en Zimbabue y otras zonas de África. Mientras, Eliasson planea expandir la colección a un cargador de celulares y un radio, y que ambos también funcionen con energía solar.

Para conocer más del trabajo de Olafur Eliasson, visita este enlace.

[Co.DESIGN]

 



Este generador de energía solar es lo suficientemente efectivo para sacarte de una emergencia

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente. No obstante este tipo de proyectos no cuentan con […]

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente.

No obstante este tipo de proyectos no cuentan con la suficiente accesibilidad para producirse a niveles masivos… Por ejemplo, existen dispositivos generadores solares de energía que son ineficientes para la cotidianidad, como los cargadores solares portables. La realidad es que mejorar la manufactura de esta tecnología no ha sido costeable, efectiva ni práctica para lograr que este tipo de dispositivos sean efectivos y productivos. 

Actualmente está surgiendo a una nueva tendencia de setups solares portables, los cuales incluyen paneles más grandes con una mayor capacidad de generadores solares. Estos sistemas solares sirven como microredes para suministrar la corriente doméstica –para electrónicos y baterías de carga– y ofrecer una serie de diferentes puertos de salida –como USB, 12V automóviles, enchufes RV, toma de 110V estándar–, etcétera. Este tipo de artículos solares pueden convertirse en una increíble manera de conseguir energía de emergencia durante un evento de crisis –pues además es fácil de operar–. Entre las opciones más viables se encuentra la campaña Indiegogo, la cual presenta uno de los sistemas de energía solar más compacto, ligero y extensible.

Por ejemplo, el sistema de Inergy Solar de Kodiak. Se trata de una batería compacta (de 7″ x 14″ x 8”) hecha con iones de litio y una capacidad de 90 Ah. Está diseñada para conectarse con otro sistema de batería externa, provocando que su capacidad sea expandible. Te compartimos un video en el que se explica los beneficios de este recurso que pretende cuidar al medio ambiente de manera masiva.

 

 



La India construye el primer aeropuerto 100% solar del mundo

Formado por más de 45 mil paneles, es parte de un plan de largo plazo para que el país genere cada vez más energía solar.

Por su latitud geográfica, la India es de los países que recibe mayor energía solar. Por otro lado, por su numerosa población, como China, se ha ido convirtiendo en uno de los países que mayor polución genera (en 2014 estuvo entre los diez primeros países); pero un plan estratégico podría cambiar este rumbo.

Parte de esta aparente tendencia es el Aeropuerto Internacional en Cochin, Kerala, el primer aeropuerto que se autoprovee con energía solar y que fue inaugurado recientemente. Es un gran cambio porque la cantidad de energía que absorbe un lugar como un aeropuerto internacional supone, por sus magnitudes, uno de los mayores desafíos energéticos para un solo sitio. El que una construcción de estas dimensiones funcione a partir de su propia energía limpia, es inédito; que además se haga en un país en desarrollo, lo es todavía más.

En el techo del complejo se instalaron 46,150 páneles solares a lo largo de 182 hectáreas que producen hasta 100 kWp s. Como parte de un plan, en 2016 se planea la construcción de varios aeropuertos que provean de hasta 150MW, y para 2022 se prevé que India produzca hasta 100GW en energía solar.



El primer avión solar consiguió dar una vuelta al mundo desde Japón hasta Hawai

André Borschberg, este intrépido veterano suizo, voló durante cinco días seguidos (alrededor de 120 horas corridas) alrededor de 7 471 kilómetros en el Solar Impulse 2.

El ser humano, inquieto por esta necesidad de expandir sus alas de piel, ha buscado alternativas para encontrarse siempre en las alturas. Desde el uso de globos aerostáticos hasta la creación, en 1890, del primer avión. Sin embargo, nunca ha sido suficiente para saciar esta necesidad de tocar el cielo eternamente.

Podríamos decir que es esta adicción a las alturas las que produjo que un grupo de investigadores realizaran el primer avión solar que recorriera el mundo, desde Japón hasta Hawai, tras toda una serie de condiciones difíciles que llevaron al aviador a sus límites del cansancio. Y es que, al ser el primer avión solar, las 17 000 celdas solares debían de cargar baterías recargables de litio, para permitir viajar tanto de día como de noche.

André Borschberg, este intrépido veterano suizo, voló durante cinco días seguidos (alrededor de 120 horas corridas) alrededor de 7 471 kilómetros en el Solar Impulse 2. Y, de acuerdo con los organizadores de la misión, “tras la noche más larga y exhausta de este vuelo, el cual llevó al piloto y a la aeronave hasta sus límites, André está ahora de regreso bajo la luz del sol océanico.”

Las dificultades parecieron ser recurrentes en este viaje, como turbulencias a 2438.400m derivadas por un frente frío en el último estrecho del archipiélago del Pacífico. Sin embargo, al poco tiempo en la cuenta de Twitter de la misión, explicaron que el avión “cruzó exitosamente el segundo y el último frente que lo separaba de Hawai. Todo el mundo aplauda.”

 

Para cumplir la misión, el aviador suizo tuvo que dormitar tan sólo 20 minutos para poder mantener el control del avión. Mientras tanto, estaba equipado con un paracaídas y una balsa salvavidas en caso que tuviera que saltar a mitad del océano Pacífico; así como usar tanques de oxígeno debido a que, a lo largo del viaje, se encontraba a más de 9 000 metros de altura. Y aún así, al aterrizar, Borschberg comentó: “Por el momento, todos los componentes básicos del avión están funcionando bien. Es importante continuar en esta vía hasta el final.”



6 cosas que debes tomar en cuenta al comprar un panel solar

Produce tu energía eléctrica desde casa y ayuda al planeta y a tu economía en el mismo combo.

Cada vez es más común la compra de paneles solares para el uso doméstico. A la larga realmente puedes ahorrarte grandes sumas de dinero generando tu propia electricidad. Un panel solar se calcula que vive entre 30 y 40 años, por ello, aunque inicialmente puedas sentir que estás haciendo un desembolso alto, debes pensar que se trata de una inversión a largo plazo de la que no te arrepentirás, y lo más importante, contribuirás a mejorar las condiciones del medio ambiente.

El consejo primordial es que debes pensar en cubrir al menos los requerimientos energéticos de tu hogar y para ello debes conocer cuáles son.  Generar tu propia energía es ya una realidad como sacada de la ciencia ficción y es posible con un tanto de esfuerzo.

Estos son los principales aspectos en los que debes fijarte al comprar tu panel solar (de las siguientes recomendaciones deberás ahondar aún más con el vendedor, nosotros te decimos a grandes rasgos  los aspectos que debes preguntar para decidir): 

 

1. Averigua cuánto gastas usualmente en de kw/h por día:

Puedes revisar tu factura de electricidad, o bien, consultar a la compañía eléctrica. Esto te ayudará a hacer tu elección haciendo los cálculos de tu consumo.

 

2. ¿Dónde lo ubicarías?

Recuerda que a tu panel debe darle la luz solar en las horas más potentes del día, que abarca de las 10 a las 3 de la tarde. Cuando sepas dónde lo ubicarás entonces también te será más fácil conocer el tamaño de paneles que necesitas.

 

Solar panels on a bungalow

3.- Monocristalino o policristalino.

El rendimiento teórico de los monocristalinos es ligeramente mayor, aunque también su precio.

 

4.- Potencia:

Se refiere a la cantidad de energía que el panel el capaz de irradiar. Cuando veas un panel con los signos +/-5 % ( puede ser cualquier otro número) se refiere al margen de energía que puede variar; es decir si dice 100 W podría darte tu panel entre un 95W y 105W . 

 

 5.- Eficiencia:

Cuando no tengas mucho espacio no tiene mucho sentido gastar en un panel de alta eficiencia. Esta te será más útil si tienes poco espacio y necesitas optimizar tus energía. 

 

6. Número de células:

Generalmente los kits solares para autoconsumo funcionan con 60 células; si son para instalaciones aisladas deberás conectarlas a un regulador de carga con seguidor del punto de máxima potencia MPPT. Para instalaciones solares asiladas con baterías, los paneles son de 36 células de 36 células (12 V) o 72 células (24V). Debes tener claro tus necesidades y con esa información podrás pedir asesoría a tu vendedor sobre el número de células.



Una científica mexicana convierte las ventanas en paneles solares

La investigadora tomó como referencia el plástico SBS, que permite el paso de oxígeno por ambos lados de vidrio y ver a través del mismo, incluso si hay mucha humedad en el cuarto no se forman gotas.

Muy pronto tus ventanas podrían producir electricidad o calor. En México la investigadora Sandra Casillas del Instituto Tecnológico de la Laguna (ITL) ha hecho un diseño de celdas Tandem acopladas como ventanas, capaces de captar hasta 8 volts por m2 de energía luminosa y cargar aparatos eléctricos.

Casillas combinó cobre y zinc para crear una de las ventanas y aumentar la efectividad para captar energía. En la segunda combinó Selenio y Telurio. Para que la ventana funcione solo es necesario conectar los dos hilos de cobre con los que cuenta para hacer uso de la energía. Por ser celdas tándem el metro cuadrado tiene un costo de 350 pesos, económico en comparación con las celdas solares.

“Lo que hicimos fue colocar nanopartículas de diferentes materiales y pusimos entre el cristal y la celda un túnel de magnesio que hace que la ventana no se caliente”.

El proyecto acaba de recibir financiamiento del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FonCyT), que ahora se invierte en realizar las últimas pruebas de laboratorio y obtener las patentes.

La Jornada

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca