EcoReceta: leche de almendras

La leche de almendras es una gran alternativa a la leche normal, y es un componente saludable para cualquier licuado de frutas. Las almendras no contienen lactosa, son bajas en carbohidratos, y promueven el balance del colesterol.

La leche de almendras es una gran alternativa a la leche normal, y es un componente saludable para cualquier licuado de frutas. Las almendras no contienen lactosa, son bajas en carbohidratos, y promueven el balance del colesterol.

Cómo hacer la leche de almendras:

*1 ½ tazas (220 gramos) de almendras crudas (sin sal)

* 4 tazas (940 ml) de agua mineral o purificada.

* 1 rama de vainilla sin semillas; o como una alternativa usar ½ cucharada de extracto de vainilla.

Pon en remojo las almendras durante toda la noche. Mínimo 8 horas, máximo 12. Mantener las almendras en remojo las ablanda para su uso, pero no es indispensable. Extrae el agua de las almendras luego de ese periodo.

500px-Make-Almond-Milk-Step-1

Licua las almendras con 4 tazas de agua mineral o purificada. Agrega el extracto de vainilla y licua hasta obtener una mezcla homogénea

500px-Make-Almond-Milk-Step-2Endulza a tu gusto. Si quieres endulzar la leche de almendras, agrega jarabe de arroz, maguey, miel o algún otro endulzante saludable, hasta obtener el sabor adecuado.

Filtrar. Este es un paso muy importante o beberás la pulpa de la almendra junto con la leche. Usa un colador muy fino.

500px-Make-Almond-Milk-Step-4

* Exprime la pulpa restante para quitar todo el líquido. Es más sencillo utilizar un paño; si no, asegúrate de tener tus manos bien limpias.

* La pulpa restante la puedes dejar secar y usarla para agregar más fibra a tu dieta.

Conservar. La leche de almendra, bien cerrada, puede ser preservada en el refrigerador por un total de 4 a 7 días, Requerirá de que agites la botella antes de servirla, para remover el líquido.

500px-Make-Almond-Milk-Step-5

Usar. La leche de almendra puede combinarse con una variedad de alimentos donde generalmente usas leche de vaca, como para cocinar, para acompañar cereales o sencillamente para tomar, etc.

Quienes se acostumbran a la leche de almendras, encuentran que es mucho más práctico beberla sola.

Twitter del autor:  @lucia_mtz93

 

 




Receta para unos deliciosos chiles en nogada vegetarianos

La mezcla dulzona, ácida y picante de los chiles en nogada vegetarianos hacen de la experiencia gastronómica un placer casi orgásmico.

Los chiles en nogada son un platillo típicamente mexicano que cuenta historia, cultura y tradición del país. De hecho, se dice que este platillo surgió en el estado de Puebla a finales de la independencia de México, como un homenaje a la bandera trigarante de Iturbide, representando con orgullo a la lucha, héroes y la libertad buscada. 

La mezcla dulzona, ácida y picante de los chiles en nogada hacen de la experiencia gastronómica un placer casi orgásmico. Sin embargo, la mayoría de las recetas de restaurantes cuentan con productos de origen animal; por lo que, en caso que desees adaptar la receta a una dieta vegetariana, te compartimos los siguientes pasos sobre cómo hacer unos chiles en nogada vegetarianos

Necesitas:

Para los chiles y relleno: 6 chiles poblanos grandes, 100 gr de almendras fileteadas, 100 gr de hongos, 2 manzanas en cuadritos, 2 peras en cuadritos, 2 duraznos en cuadritos, 1/2 taza de pasas, 5 jitomates previamente asados, pelados y en puré, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 5 huevos, 1/2 taza de harina, aceite de olivo, nuez moscada en polvo, canela en polvo, hojas de laurel, tomillo y mejorana, sal y pimienta. 

Para la nogada: 250 gr de nuez de castilla, 2 cucharaditas de azúcar, 1 pizca de nuez moscada, 1/2 de leche de almendras y 1/8 taza de jerez. 

Para el topping: 1 granada y perejil desinfectado. 

Instrucciones –tiempo de elaboración: 2 horas–: 

– Para el relleno, pica la cebolla y el ajo hasta que queden muy finos. Una vez listos, colócalos en una cacerola u olla, junto con las hierbas de laurel, tomillo y mejorana. Agrega los hongos –o tofu–, las frutas cortadas, las pasas, las almendras o piñones. Por último, añade el puré de jitomate previamente preparado. Hiérvelo mientras agregas sal y pimienta al gusto. 

– Limpia los chiles poblanos, lavándolos bien, dejándolos escurrir y, una vez secos, colocándolos a la flama del fuego alto. Dales un par de vueltas con unas pinzas hasta que la piel esté quemada y los puedas pelar más fácil. Cada que termines un chile, mételos a una bolsa de plástico. Deja los chiles en la bolsa durante 20 minutos para que suden y se ablande su piel. Después, pásalos por agua y retira la piel quemada. Haz una abertura para retirar las venas y semillas. Guarda los chiles con un poco de sal, pimienta y nuez moscada. 

– A cada chile agrégale el relleno preparado con anterioridad, en una cantidad que sea suficiente para que no se deshagan. 

– Bate los huevos a punto de turrón. Pasa el chile por la harina y, después, por el huevo batido. Fríe en un sartén con aceite suficiente y caliente. Colócalos en un plato con papel absorbente. 

– Para la nogada, licúa la leche de almendras, nuez, 2 cucharadas de azúcar, una pizca de nuez moscada, canela y 1/8 de jerez; sal y pimienta el gusto. Mezcla bien hasta alcanzar la consistencia deseada. 

– Finalmente, coloca el chile en el plato, vierte la nogada con cucharadas generosas y coloca encima el perejil picado junto con la granada. Y listo. 



EcoReceta: Sushi de aguacate y quinoa

El resultado, como intuirás, es frescura al por mayor.

Foto:thesmartcookieblog.com

Uno de los motivos que mantuvieron vivo a uno de los hombres más longevos de los últimos años, al boliviano Carmelo Flores, fue el consumo de quinoa. Es indudablemente uno de los superalimentos favoritos de la década, en parte porque cada vez más se ha estudiado sus beneficios. Además su sabor sobrio, y aún así exquisito, puede combinarse en todo tipo de recetas como ensaladas vegetarianas o snacks saludables.

La quinoa equilibra tus niveles de colesterol, revierte el estreñimiento y te da energía por sus minerales, hidratos complejos y proteínas. El aguacate, por su parte, previene enfermedades cardiovasculares, mejora tu vista y piel, aumenta la absorción de nutrientes en tu organismo, es un antioxidante, etc.

Por ser el aguacate y la quinoa un combo perfecto, hoy te compartimos esta receta de lo más original:

Sushi de aguacate con quinoa:

Quinoa+Sushi+5+8-7-2013+3-28-12+PM

Foto:thesmartcookieblog.com

Ingredientes

1 taza de quinoa

2 tazas de agua

3 cucharadas cafeteras de aceite de arroz negro

1 cucharada cafetera de jarabe de maple

1 pellizco de sal

1 pepino pequeño

1 manojo de espinacas

1 aguacate

4 sábanas de alga para envolver sushi

 

Instrucciones

Pon la quinoa en una olla y agrégale agua, hierve hasta que la quinoa la haya absorbido y quede cocida.

Mientras, corta el aguacate y el pepino en tiras delgadas

En un recipiente mezcla de vinagre, jarabe de maple y un poco de sal

Agrega esa mezcla a la quinoa

Esparce la quinoa sobre el papel de sushi 

Sobre la quinoa coloca la espinaca, un par de trozos de pepino para cada sushi y un par de trozos de aguacate

Envuelve y luego corta los sushis

[thesmartcookieblog]



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



Recetas veganas: pasta de crema de aguacate y arúgula

Un toque cremoso no necesariamente debe venir de los lácteos; mira.

Es una de las recetas más rápidas y sencillas. El veganismo no necesariamente es limitado con la imaginación suficiente. Te presentamos hoy una opción del sitio especializado en platillos vegetarianos amuseyourbouche que hará que tu pasta tenga mucho sabor; con propiedades, además, exquisitas para tu salud.

Pasta vegana de crema de aguacate y arúgula

Ingredientes:

150 g de pasta

1 diente de ajo ( o 2 o 3 dientes de ajo asados)

50 g de arúgula fresca

1 aguacate

2 cucharadas de jugo de limón fresco

1 cucharada de aceite de oliva

sal

pimienta negra

Instrucciones:

Hierve la pasta.

Mientras tanto, licúa la arúgula y la pimienta; agrega el jugo de limón y el aguacate picado y licúa de nuevo. Si la mezcla parece muy seca añade entonces un poco de aceite de oliva.

Cuando la pasta esté lista, agrega la salsa que has hecho en la licuadora y deja cocinar por 5 minutos.



¿No quieres usar huevo? Aquí te decimos cómo hacer fáciles y nutritivos sustitutos

Cómo sustituir el huevo en una receta con ingredientes naturales

¿Quires prescindir del huevo para cocinar? Te presentamos diferentes formas de sustitutos de huevo y usarlos según sea tu receta, dulce o salada.

Estas cantidades equivalen a 1 huevo

1- Vinagre

 

1 cucharada de vinagre 

1 cucharadita de bicarbonato 

Revolver bien los dos ingredientes

Se puede utilizar para pasteles, panes, cupcakes 

 

2- Linaza

 

1 cucharada sopera de semillas de linaza trituradas

3 cucharadas de agua tibia 

La linaza se puede pulverizar en una licuadora o en un mortero, de preferencia dejar remojando una hora, los ingredientes se revuelven hasta que queda una pasta gelatinosa 

Ideal para panes, galletas, muffins

 

 

3 – Tofu 

 

 1/4 de taza de tofu licuado

Perfecto para pastelería, frittatas, quiches, galletas, brownies, mayonesa. 

 

4- Plátano

 

 1/2 Plátano 

Hotcakes, galletas, pasteles. 

 

5-  Sustituto de huevo

 

Este ya lo venden en algunas tiendas, la cantidad a utilizar está escrita en el empaque 

 

6- Almidón 

 

2 cucharadas soperas de almidón de patata o de maíz

 

7- Manzana

 

1/4 de vaso de pure de manzana

Para panes dulces y brownies 

 

8- Yogurt 

Reemplaza los líquidos indicados en la receta por yogur (también funciona como un sustituto de leche)

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca