10 vegetales que pueden crecer fácilmente en tu jardín

Intentar cultivar una o más de estas deliciosas verduras en tu propio jardín y obtendrás un doble beneficio para tu salud: una alimentación saludable y ecghar a andar un pequeño pero importante proyecto de auto sustentabilidad.

freshgarlic

Las siguientes verduras son ideales para crecer en pequeños jardines o macetas en espacios cerrados. Intenta plantar las siguientes semillas y descubre la comodidad de tener ingredientes para una cena ligera o una rica ensalada en tu comida.

1.       Brócoli

El brócoli es rico en calcio, hierro y magnesio, así como en vitaminas A, B6 y C. De hecho, una taza de brócoli crudo proporciona 130 por ciento del requerimiento diario de vitamina C.

¿Cómo plantarlo?

Una planta por maceta solamente, de una profundidad aproximada de 10 y 12 cm.

Lo que hay que tener en cuenta:

Si comienzas a observar unos pequeños moscos blancos alrededor de tu planta, debes estar atento porque seguramente comenzarán a aparecer unos gusanos verdes que son inofensivos y puedes quitar sin problema con tus manos, pero que puedes evitar si proteges tus macetas con una cubierta flotante de lámina ligera.

 

2.    Chícharos

No hay nada como los chícharos arrancados apenas de la vid, además de ser ricos en fibra, hierro, magnesio, potasio y vitaminas A, B6 y C.

¿Cómo plantarlos?

Pueden darse hasta 5 matas en una maceta, pero deben plantarse a 2 ó 3 cm. del fondo de la misma para ayudarles a crecer.

Lo que hay que tener en cuenta:

El calor. Los chícharos dejan de crecer en la época más calurosa del año, necesitan un clima templado y fresco.

 

3.    Frijoles (especialmente los frijoles blancos o bayos)

Mientras que las habichuelas (frijol verde / alubias) son uno de los granos que más se dan en jardines o viveros caseros, son los frijoles blancos o bayos los que son verdaderas potencias nutricionales, ya que tienen un alto contenido de hierro, fibra, manganeso y fósforo.

¿Cómo plantarlos?

La vaina de frijol se casi en cualquier recipiente, sobre todo en contenedores de vidrio de poca profundidad.

Lo que hay que tener en cuenta:

Hay que se pacientes y saber en qué momento cosechar, justo cuando las vainas se han secado completamente en la vid, tienen un color marrón claro y los granos han madurado.

 

4.    Col de Bruselas

La odiábamos cuando niños, pero bien preparada la col puede llegar a ser un aditamento delicioso en tu ensalada, además de tener altos contenidos de fibra, magnesio, potasio, riboflavina, vitaminas A, B6, y C.

¿Cómo plantarlas?

Al igual que el frijol, la col de Bruselas crece fácilmente en contenedores poco profundos.

Lo que hay que tener en cuenta:

Gusanos de la col. Seguir el procedimiento del brócoli.

 

5.     Jitomates

Un reluciente jitomate fresco será una poderosa fuente de fibra, hierro, magnesio, niacina, potasio y vitaminas A, B6 y C, así como de licopeno que es un benéfico antioxidante.

¿Cómo plantarlos?

El tamaño de la maceta puede variar dependiendo del tipo de jitomate que esté cultivando: para un tipo indeterminado de vegetal, la maceta deberá tener unos 18 centímetros de profundidad como mínimo. Si es jitomate enano o “de patio”, recipientes de 10 a 12 cm. de profundidad funcionan perfecto.

Lo que hay que tener en cuenta:

El gusano del tomate puede ser un problema, por lo que estas orugas grandes se deben quitar con la mano apenas las veas y tener cuidado con sus larvas de fácil y rápida reproducción. También hay que estar atentos al tizón, el cual representa un verdadero problema en cuanto aparece.

 

6.    Pimientos rojos

Los pimientos rojos son ricos en potasio, riboflavina y vitaminas A, B6 y C. De hecho, una taza de pimiento rojo es el equivalente al 317 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina C y el 93 por ciento de la vitamina A.

¿Cómo plantarlos?

Los pimientos necesitan espacio para crecer, así que debe plantarse una a una en macetas de unos 20 centímetros de profundidad.

Lo que hay que tener en cuenta:

Los áfidos y escarabajos pulga son las dos plagas más comunes cuando se cultiva pimientos. En el momento en que veas el primero, puedes controlarlo con jabón insecticida o bien con una infusión de ajo en spray.

 

7.    Betabel

El betabel es una verdura muy común en las ensaladas: es delicioso crudo o cocido, fácil de combinar con otras verduras y alimentos y es muy rico en hierro, potasio y vitamina C. Las hojas y raíces de betabel son aún mejores, ya que son ricos en hierro, calcio, magnesio, potasio, zinc y vitaminas A, B6 y C.

¿Cómo plantarlos?

Debido a que cada semilla de betabel es en realidad un conjunto de semillas, hay que asegurarse con distribuirlas bien en la maceta o contenedor donde vaya a sembrarse.

Lo que hay que tener en cuenta:

Saber cómo cosecharlas. Las raíces de betabel son mucho mejores cuando se cosechan pequeñas, mucho más dulces y tiernas.

 

8.    Hoja de amaranto

La hoja de amaranto es un vegetal poco común de sabor ligeramente dulce y picante que funciona bien en una variedad de platos como las sopas, fritas, o simplemente al vapor. Su valor nutricional es alto ya que contiene calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, riboflavina, zinc y vitaminas A, B6 y C.

¿Cómo plantarla?

Esparce las semillas de amaranto sobre la superficie de una olla o maceta de por lo menos 15 cm de profundidad. Coseche las hojas cuando la planta haya alcanzado unos 7 cm de altura.

Lo que hay que tener en cuenta:

Es bastante fácil de cultivar y muy rara vez genera alguna plaga u hongo. Crece casi a cualquier temperatura, mientras no se extrema.

 

9.    Zanahorias

Las zanahorias son dulces y crujientes y más recién cosechadas del jardín; muy ricas en fibra, manganeso, niacina, potasio y vitaminas A, B6 y C. Su único inconveniente es que tienden a ser altas en azúcar, por lo que si estás cuidando tu consumo de carbohidratos, tendrás que limitar la cantidad de zanahorias que comes.

¿Cómo plantarlas?

Sembrar las semillas de zanahoria a 3 ó 4 centímetros de separación en una olla que tenga por lo menos 15 cm de profundidad. Puedes buscar variedades más cortas, como la “Thumbelina”, o “Half Danver”.

Lo que hay que tener en cuenta:

Colectarlas cuando tengan el tamaño ideal. Las zanahorias son ricas y jugosas cuando son pequeñas, ya que en cuanto crecen más tornan con una consistencia leñosa. Asimismo, es importante mantenerlas en un lugar húmedo para conservarlas más tiempo.

 

10.  Espinacas, acelgas o verduras de hoja verde

Es difícil recomendar una sola verdura de hoja verde, sobre todo porque todas suelen ser deliciosas y muy ricas en proteínas en altas cantidades como el calcio, hierro, potasio y vitaminas A, B6 y C.

¿Cómo plantarlas?

Se pueden cultivar algunas matas a una maceta, con por lo menos 6 cm de distancia  y se cosecha pequeña.

Lo que hay que tener en cuenta:

El calor y los gusanos. La mayoría de las verduras de hoja verde son sensibles a los climas extremos, por lo que será mejor cultivarlas en la primavera y el otoño para evitar plagas.

[MNN]

 



Si escuchas a una planta, ¿qué crees que te platique?

Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

A diferencia del ser humano que usa el lenguaje verbal para comunicar sus sensaciones, pensamientos y concientizaciones, otros seres vivos aprenden a transmitir información a su propia manera. Por ejemplo, los perros ladran como un método de comunicar sus instintos; un bebé, el llanto como única vía de transmitir sus necesidades y sentimientos; una planta, sigue a los rayos del sol como medida de supervivencia. No obstante, ¿qué pasa con el resto de las plantas: realmente tienen un mensaje que transmitir?

Si bien hay plantas que proveen alimento y medicamento, algunas de ellas están tratando de comunicar sobre su historia ancestral y terrenal al poseer propiedades con el efecto de concientización sobre nuestros cuerpos. Gracias a este efecto de la flora, como es el del peyote y la ayahuasca, el cuerpo “habla” sin necesidad de las palabras pero de las sensaciones.

Dicen que los artistas poseen una sensibilidad más aguda cuando se trata de la comunicación entre las plantas y los humanos. Un ejemplo es Alex Grey o Luis Tamani, quienes han inmortalizado en cuadros las palabras de ríos, cascadas, plantas y animales de bosques y selvas.

plants-talk_iboga

Tamani, por un lado, se encarga de pintar visiones ceremoniales de la comunicación entre humanos, plantas y animales. Se trata de una relación profunda, única y valiosa capaz de no sólo amplificar la presencia en el aquí y en el ahora, también de proveer beneficios terapéuticos en casos de trauma y adicción.

Es decir que cuando una planta habla, como el tulsi o la espirulina, nuestro sistema nervioso se calma a través de una infusión o un superalimento. No se trata de una relación esencial para nuestra supervivencia, también para la salud y bienestar tanto físico como emocional.



Por fin: hospital crea su propia granja para dar alimentos nutritivos a sus pacientes

Este año llegará a tener 4.5 hectáreas para crecer alimentos nutritivos de temporada todo el año.

Foto: St. Luke´s University Health Network

Tanto las cafeterías de las escuelas del mundo, como las de los hospitales, tienen algo en común: la comida es espantosa. Desabrida, con pocos nutrientes, cocinada sin esmero; esto es una paradoja, cuando la nutrición es el primer escalón de la salud. Como lo advierte Hipócrates: “que tu comida sea tu medicina, y que la medicina sea tu comida”. 

Curiosamente, apenas hace un año, un hospital en Pensilvania, el Hospital de la Universidad de San Lucas, creó una granja en mancuerna con el Instituto Rodale (líder en investigación de agricultura orgánica) para cultivar alimentos nutritivos, sanos y frescos para sus pacientes.

Este año la granja doblará su tamaño de 2 a 4.5 hectáreas y cultivará de 12 variedades hasta llegar a 30; proveerá también más de 20 mil kilogramos de vegetales al hospital. 

Además de proveer a los pacientes, y de que su cafetería ofrece comida mucho más sabrosa para el staff, visitantes, etc., también se hará un día de mercado semanal para que estos puedan llevarse vegetales frescos a casa.

Es la primera iniciativa de este tamaño en su tipo, y con suerte, quizá se convierta en una tendencia para todos los hospitales del mundo, que debieran procurar la salud desde su aliada más elemental como la alimentación.

[Treehugger]



4 plantas que son perfectas para limpiar el aire de tu hogar

Quizá no lo sabías, pero el aire al interior de tu hogar suele estar más contaminado que el de fuera.

Generalmente solemos estar preocupados por la calidad del aire, pero en nuestro imaginario pensamos en el aire de los exteriores. Aún así, se ha comprobado cómo generalmente el aire al interior de un espacio está más contaminado que el de el exterior. Para lo anterior existen algunas plantas que son más combativas que otras en la limpieza del aire. Estas pueden, además de adornar tu casa, ser las perfectas aliadas para que tengas más tranquilidad respecto del oxígeno que respiras.

Aquí algunas opciones:

Gerbera: tiene unas increíbles flores que le darán una vida espectacular a tu hogar.  Además de hermosa, esta planta es perfecta para acoplarla en tu centro de lavado o en tu cuarto. Limpia químicos como el tricoloroetileno, que vienen en algunos limpiadores de ropa.

Palma de Bambu: suele verse increíble en los interiores por sus alargadas y espaciadas hojas. Esta planta es especialmente hábil para limpiar el formaldehído, el  benceno y el tricoloroetileno. 

Helecho de Boston: esta común y linda planta, que no te quitará mucho espacio, es perfecta para limpiar el formaldehído, considerado como un cancerígeno. 

Aloe Vera: esta magnífica planta para la piel, considerada por muchos como milagrosa, y que también tiene un lindo toque estético, limpiará tu casa de químicos como el benceno y el formaldehído.



Descubre las cantidades adecuadas de la canasta básica de alimentos

Con tan sólo un bocado, los alimentos brindan una sensación de confort y bienestar que es capaz de optimizar tanto el funcionamiento como el autocuidado del cuerpo.

La alimentación es tanto una de las necesidades básicas como uno de los grandes placeres de la vida. Con tan sólo un bocado, los alimentos brindan una sensación de confort y bienestar que es capaz de optimizar tanto el funcionamiento como el autocuidado del cuerpo.

Por lo que es indispensable prestar atención adecuada a aquellos productos que ingerimos a nuestro cuerpo. En especial si se trata de alimentos  rodeados de mitos y dudas. Tales como:

Mantequilla. Lo ideal es evitar la mantequilla y remplazarla con productos con baja grasa poliinsaturada. Puedes consumirla en pequeñas dosis, y así reducir los riesgos de incrementar los niveles de colesterol en la sangre.

Leche. Procura consumirla desnatada o semi-desnatada, una vez al día. Esto brindará un tercio de la cantidad de calcio que necesitas.

Huevos. Debido a su cantidad de colesterol, es recomendable limitar su consumo. Por otro lado, los huevos cuentan con toda clase de nutrientes, tales como las vitaminas y las proteínas. Ayudan a controlar la sensación del apetito. El consumo recomendado es de tres veces a la semana.

Aceite de oliva. Se trata del súper ingrediente para mejorar la salud. Su principal uso es en ensaladas. Por lo que la dosis recomendada es entre una y dos cucharadas al día.

Carbohidratos. Estos deberían ser alrededor del 50 por ciento del consumo de la comida en general. En especial si provienen de alimentos integrales. Sin embargo los carbohidratos simples incrementan el riesgo de sufrir de obesidad y otras enfermedades como diabetes y cáncer. Por lo que no es recomendable consumir grandes cantidades de pastas, arroz y pan blanco, ya que se digieren rápidamente liberando azúcar directamente en el flujo sanguíneo.

Carne procesada. Está bien si se consume con moderación, y así se evita riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, cáncer en los intestinos y otros. Lo ideal es consumirlo sólo un par de veces a la semana si en verdad no hay otra opción (pero no más).

El vino tinto en pequeñas cantidades es bueno para la salud del corazón. Sin embargo, en grandes cantidades, se eleva el riesgo de desarrollar cáncer y otras enfermedades. Por lo que se recomienda consumir una copa de vino tinto al día, con un descanso de un par de días a la semana.

Yogurt. Siempre y cuando sea de sabor natural, el yogurt permite reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes; así como de ayudar a bajar el exceso de peso. Consúmelo regularmente.

Jugo de frutas natural. Los jugos comerciales tienden a tener grandes cantidades de azúcar (cerca de diez).

El pan es bueno para ti, siempre y cuando sea en proporciones moderadas. Por ejemplo, entre dos y cuatro rebanadas al día.

Cafeína. Entre dos y cuatro copas de café o té es bueno para tu salud; sin embargo, es indispensable revisar las calorías en caso de que incluyan otros productos como la leche.

Chocolate oscuro (sin azúcar) es bueno para el corazón, ya que disminuye la glucosa de la presión sanguínea.

 

 



Remedios caseros para aliviar la fiebre

Muchas infecciones se mantienen en una temperatura corporal normal, por lo que el sistema inmune eleva la temperatura para eliminar del cuerpo a las bacterias

La fiebre es, a pesar del malestar que puede causar, la reacción natural de nuestro cuerpo para protegerse de una infección o una enfermedad. Muchas infecciones se mantienen en una temperatura corporal normal, por lo que el sistema inmune eleva la temperatura para eliminar del cuerpo a las bacterias. Por ello, en la mayoría de los casos, la fiebre es una respuesta corporal que debería dejarse ser.

Esto se debe a que, en caso de reducirla, podría causarse que la enfermedad durara más tiempo. Además, medicamentos como Tylenol o Advil tienden a producir efectos secundarios, tales como problemas del hígado a futuro. Debido a esto, en caso de que la temperatura se mantenga a menos de 39º, puedes dejar que fluya para combatir naturalmente a la infección. De lo contrario, si la fiebre supera los 39º o 40º, es importante disminuirla para evitar cualquier daño neuronal.

Estos hacks naturales te ayudarán a cuidar tu cuerpo en esos momentos de fiebre:

Toma un baño de agua tibia. Si lo haces con agua fría, el cuerpo reaccionará tratando de calentarse.

Enchílate. La capsaicina, una sustancia típica de los chiles, generará sudor y estimulará la circulación sanguínea.

Enfría el cuerpo desde dentro tomando bebidas frías o paletas de jugo de frutas.

Bebe muchísimos líquidos, como agua o tés herbales.

Coloca compresas de agua fría y arcilla en la frente, nuca y vientre.

Después de remojar los pies en agua caliente y los calcetines en agua fría (y exprimirlos), póntelos antes de acostarte.

Prepara una fusión de ruda y eucalipto. Junta en un frasco de vidrio unas ramas de ruda y eucalipto, dos pastillas de alcanfor y ron (hasta la mitad). Deja reposar durante 2 días y guárdalo en un lugar fresco. Cada vez que alguien tenga fiebre, calienta esta preparación y aplícala en las coyunturas.

Alcohol de romero como un cataplasma.

Probióticos.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca