Close

La obesidad infantil comienza a declinar en algunas ciudades: ¿Se mantendrá la tendencia?

El 2012 comenzó con cifras alarmantes de obesidad infantil. Tan sólo en Estados Unidos, el país más gordo por antonomasia,  existen más de 12 millones de niños obesos (alrededor de un 17%). A lo largo del año se realizaron cientos de estudios para saber las consecuencias físicas y mentales de los niños con sobrepeso, además sus enfermedades derivadas, como la diabetes.

Ahora se encontró que en algunas ciudades sí parece haber menos niños con sobrepeso. Ciudades grandes como Nueva York y Los Ángeles, hasta otras más pequeñas como Anchorage, Alaska, y Kearney, Nebraska, han visto una diferencia en sus tasas.

Se había encontrado que la obesidad es más frecuente en niños de bajos ingresos (20%) que en los de familias adineradas (12%). Pero Filadelfia, que es la ciudad con las mayores tasas de pobreza en todo Estados Unidos, reportó el cambio más notable: los niveles de sobrepeso decrecieron un 8% entre niños negros, 7% en niñas hispánicas, 0.8% en niñas blancas y 6.8% en niños blancos, de acuerdo con cifras del New York Times.

Filadelfia ha tomado acciones en controlar los niveles de azúcar y comida chatarra dentro de las escuelas públicas, ha promovido que se regale a los niños útiles escolares en lugar de dulces como recompensas y ha realizado ofertas más tentadoras para los alimentos saludables en lugar de chatarra.

Estas son buenas noticias para cerrar el 2012. Aunque los cambios son pequeños, reflejan que sí se pueden ver resultados cuando se toman las medidas necesarias. Sobre todo cuando hablamos de una de las ciudades más pobres del país más gordo.

Esperemos que la tendencia dure para el siguiente año; aquí la moraleja es no desconfiarse, sino todo lo contrario: tomar aún más acciones para combatir una de las enfermedades que más padecen nuestros niños de hoy en día.

[MMN]


Ver Más
Close