Close

¿Semillas modificadas genéticamente o agricultura orgánica?

Dos de los métodos de cultivo más hablados del momento son las semillas modificadas genéticamente para resistir a plagas, para evitar pesticidas, para garantizar el producto, o la agricultura orgánica que tampoco usa pesticidas y que retorna a los métodos tradicionales de cultivo.

Numerosos estudios han mostrado que la agricultura orgánica, practicada correctamente, puede duplicar o triplicar los productos de las técnicas convencionales. Es un mito que la agricultura mecanizada y modificada genéticamente (GMO, por sus siglas en inglés) maximiza los resultados por hectárea o que es necesaria para alimentar el hambre mundial. Los GMO tienen consecuencias desastrosas.

Cada “solución tecnológica” acarrea nuevos problemas no anticipados: por ejemplo, la resistencia a herbicidas y pesticidas, cada vez surgen plagas y malas hierbas más fuertes y que necesitan mayor tecnología para ser superados. También, los GMO provocan daños a la salud, están eliminando las millares de especies naturales, crean dependencia en los precios internacionales, etcétera.

Ya sabemos que los métodos actuales de agricultura y de su distribución no están sirviendo. Esta crisis alimenticia nos llama a cambiar de métodos a unos más tradicionales. Estas tradiciones no sólo incluyen conocimiento agronómico, sino estructuras sociales que permitan su circulación.

En lugar de que exista un sistema que promueve los patentes, los beneficios exclusivos para unos pocos, mejor volver a prácticas antiguas. Por ejemplo, la de las sociedades tradicionales, que resguardan y comparten las semillas. Es volver a un contacto con la Tierra: la Tierra es de todos, por qué no compartir sus semillas y sus frutos.

[Guardian]

 

Ver Más
Close