Close

Convierte una caseta telefónica en una pequeña biblioteca

Seguramente por tu casa o lugar de trabajo hay una caseta o cabina telefónica en desuso. Para muchos puede ser basura o un elemento más del paisaje urbano, pero a continuación te diremos la mejor manera de aprovecharla.

1. Encuéntrala

Una vez que tengas localizada la caseta, podrás almacenar libros, revistas, periódicos, todo para que las personas interesadas en la lectura tomen algún material de su agrado. Asegúrate que el lugar sea accesible, vistosos y siempre esté limpio.

2. Promuévelo

La promoción es la clave para que tu proyecto sea un éxito. Habla con tus vecinos, dueños de negocios cercanos, incluso policía, e invítalos a dejar libros y, al mismo tiempo, también promover este nuevo espacio para la lectura.

3. Variedad

Quizá la gran mayoría contribuirá con libros que ya haya leído o que consideren poco servibles, por lo que tu caseta corre el riesgo de convertirse en un depósito de libros. Selecciona el contenido, probablemente lleguen, por ejemplo, libros de texto de hace 20 años. Depura y renueva la caseta, porque si la gente la encuentra desactualizada, terminará por aburrirle a las personas.

4. Déjalos ir

Es importante mantener la caseta, pero mantenla abierta para distintas interpretaciones de uso. Añade una silla, una hoja de solicitud, una pequeña lámpara de noche… Finalmente es de uso público, así que si amas a los libros, déjalos en libertad.

En Nueva York, el artista callejero Locke puso ya en marcha esta idea, con resultados más que alentadores.

[MNN]

Ver Más
Close