Algas marinas almacenan 2 veces más carbono que los bosques

Las algas marinas cada vez nos sorprenden más. Un estudio reveló que esta especie marina almacena más carbono que cualquier otra en el planeta.

En un reciente estudio publicado por Nature Geosciences, se constató que las algas marinas son capaces de almacenar hasta dos veces más cantidad de carbono que cualquier bosque o fauna terrestre.

De acuerdo al estudio, las algas pueden almacenar 83 mil toneladas de carbono por metro cuadrado, mientras que un bosque tan sólo llega a las 30 mil toneladas. Por otra parte, las algas marinas representan sólo el 10% de carbono que se almacena en todos los océanos.

El estudio también revela que el 29% de las “praderas marinas” han sido devastadas principalmente por la contaminación a un paso de 1.5% anualmente, esto se traduce que si la tendencia sigue así, la destrucción será inevitable, similar a la deforestación de bosques.

[TREEHUGGER]



Una misteriosa infección afecta a las estrellas marinas de México hasta Alaska

Los científicos han detectado una exótica enfermedad que está perjudicando a cientos de estrellas marinas en la costa noreste del continente americano.

Muchas enfermedades siguen siendo un misterio para la ciencia. Aún aquellas más arcaicas como las infecciones que se asientan en  expresiones, algunas inaccesibles para la comprensión de los científicos. Uno de estos incidentes se está dando en una franja costera de dimensiones extensas: desde las playas del noroeste de México hasta las del noroeste de Alaska. Miles de estrellas de mar están contaminándose de una aparente y hasta hoy intratable infección que invade rápidamente su organismo.

Los científicos aún no dan con la causa por la que se está creciendo esta infección masiva, y les resulta complicado atender a tiempo a estos enigmáticos seres, porque la enfermedad corroe rápidamente su cuerpo antes de desintegrarlo: inicia en una de las extremidades y se sigue por el organismo muy deprisa.

La veterinaria Lesanna Lahner del Acuario de Seattle, declaró para la prensa canadiense:

Todavía no tenemos una respuesta absoluta. Hemos reducido las posibilidades y podría ser un agente patógeno, una fuente infecciosa bacterial o viral.

Las epidemias suelen ser comunes en la naturaleza, pero por la mala reputación que ha ganado el hombre, no resulta descabellado que este tipo de lances se generen por alguna negligencia. Aunque hasta hoy el caso es un misterio, se cree que el problema ha sido detectado a tiempo para diagnosticarse.



Vegetarianismo marino, la posible fuente alimenticia del futuro

Una granja que se extiende en el fondo del mar está tratando de implementar el vegetarianismo marino para disminuir el daño irreversible de la pesca comercial.

HAL010610A0011-1

La pesca comercial ha probado ser una de las formas de producción alimenticia más destructiva y dañina del planeta. Recoge algunos peces como el atún mientras que arrasa con el resto de los seres vivos con las redes y cadenas de recolección. Así, la era de cazadores y recolectores, nos guste o no, está llegando a su fin. La generosidad del océano no sólo ha demostrado ser finita, sino que simplemente no existe más. Décadas de investigación acerca de la pesca mundial muestran que la mayoría de las poblaciones marinas han sido pescadas hasta el límite, o en están a punto de colapsar.

Ante esto, el pescador comercial Bren Smith convirtió un pedazo de suelo marino del Estrecho de Long Island en una granja oceánica que asegura que no sólo ayudará a salvar los océanos sino que servirá de alimento para el mundo.

En su granja, Smith crece alga marina y mejillones, de manera que recubran el suelo del mar y no lo disminuyan. La Granja Oceánica en 3D (como le llamó él) germina algas sobre cincuenta metros de cuerda ancladas sobre jaulas de almejas y ostiones. Mediante su campaña en Kickstarter, Smith logró recaudar suficiente dinero para hundir diez líneas más de cuerda, y espera que reditúen veintiséis toneladas de alga marina y 60 mil mejillones en cinco meses.

Smith estará publicando los avances en línea, mientras promueve el vegetarianismo marino invitando a chefs del mundo a inventar platillos con alga marina (linguinis, helados, martinis).

“Los pescadores creen que estoy loco. Crecer vegetales marinos y promover el vegetarianismo oceánico suena ridículo para ellos”, dijo Smith. Esperemos que su granja resuene cada vez más en el mundo, y dejemos de arrasar con la valiosa vida que habita en el agua del mar. Las granjas de alga, nutritivas verduras del mar, podrían ser la fuente alimenticia del futuro.

[Co. Exist]



Los jardines de autoconsumo más inesperadamente bellos (FOTOS)

Un jardín de autoconsumo no sólo permite sembrar frutas, verduras y plantas comestibles; su cultivo también promueve la integración comunitaria o familiar y el goce estético a través del espacio y los colores.

¿Crees que hacerte cargo de un jardín requiere mucho espacio e implica mucha responsabilidad? Con un poco de organización y mínimos recursos, un pequeño grupo de gente puede integrar un jardín de autoconsumo en su rutina diaria –no importa que trabajen en una oficina todo el día. He aquí algunos de los jardines que por su ubicación poco común o su belleza estética pueden ayudarte a imaginar el jardín de tus sueños.

[Tree Hugger]



Increíbles fotos satelitales de depósitos de fitoplancton

El florecimiento del fitoplancton puede ser benéfico para algunas especies marinas pero también perjudicial en grandes cantidades.

La primera fotografía que mostramos fue tomada el 4 de mayo de 2013 por el MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer), que se encuentra en el satélite Terra. Muestra un gran florecimiento de fitoplancton, éstos ocurren cada año y pueden durar semanas o meses. La segunda abajo es  del 20 de abril de este año.

Estos florecimientos pueden ser benéficos pero si son sobrealimentados por desechos agrícolas pueden resultar mortales. La NASA dice al respecto:

Los florecimientos pueden ser benefactores para otras especies marinas, ya que desde el zooplancton hasta peces y ballenas se alimentan de éstos. Sin embargo algunos florecimientos pueden resultar peligrosos, por la producción de químicos o por disminuir drásticamente el suministro de oxígeno en el océano, creando “zonas muertas” que sofocan a las criaturas marinas.

fitoplancton

 

fitoplancton2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[treehugger]



Un jardín comunitario puede reducir la violencia y proveer comida orgánica para más de una familia

Un jardín comunitario no sólo volverá la vista del vecindario más agradable: es la base para construir una nueva relación con el lugar donde vivimos y ayudar a reducir nuestro impacto ambiental.

jardin

¿Cuántas personas podrías alimentar con sólo un acre de tierra? ¿Qué pensarías si te dijéramos que este es el espacio necesario para obtener más de 3 toneladas de productos orgánicos comestibles, además de flores y plantas al año? Los jardines comunitarios no son una idea nueva, sino que se han ido transformando con el tiempo.

La idea básica es educativa. Como dice el gurú de la jardinería de guerrilla Ron Finley, “si un niño planta brocoli, comerá brocoli.” En Estados Unidos hay 18 mil jardines comunitarios, y a partir de ellos se han obtenido los siguientes informes sobre las comunidades y prácticas que tenerlos propicia:

Reducción del crimen

Una comunidad en el norte de Philadelphia cambió radicalmente gracias a “Las Parcelas Community Garden and Kitchen”. El crimen, la violencia y el desempleo siguen presentes como factores macroeconómicos, pero la gente está tomando mayor cuidado de sus propiedades y transformando su vecindario. Parece algo de sentido común el hecho de que los vecinos no dañen ni roben a otros vecinos –por desgracia, la situación urbana nos aleja cada vez más de lo que antes considerábamos una vida en comunidad. Nuestros vecinos son prácticamente desconocidos. La gente se saluda al pasar, pero en realidad nadie se conoce. Un jardín comunitario permite que la interacción social de un lugar esté referida a un sitio simbólicamente relevante para todos los que habitan un lugar.

Comida orgánica barata

La comida orgánica en los supermercados suele costar más que la comida normal (donde “normal” implica alimentos genéticamente modificados). Plantar tu propia huerta de verduras y frutas (las cuales son, además, una buena fuente de semillas orgánicas para ti y para otros) no sólo te ahorra dinero sino que te permite construir una relación de mutua dependencia con la naturaleza –así sea la de tu jardín trasero.

community-garden-in-the-making1

Integración comunitaria

Los jardines comunitarios son lugares perfectos para que los ancianos de la comunidad compartan su aprendizaje con las generaciones más jóvenes. No se trata de hacer “terapia ocupacional”, sino de educar a los más pequeños desde el principio en buenas prácticas para con los adultos y para con la tierra, que a su vez es la que nos alimenta. Esto, además de ser generador de vínculos comunitarios, enseña sustentabilidad, un requisito de cualquier programa educativo del futuro próximo.

Los jardines también reducen el riesgo de alergias de temporada al cambiar el ecosistema mismo donde vivimos: si estamos expuestos al polen de nuestra área, nuestro sistema inmune se hará más fuerte y resistente contra las alergias. Los jardines limpian el aire y reducen la contaminación ambiental.

Productividad

Existen reportes que muestran que la agricultura urbana en EU es hasta cinco veces más productiva por acre cuadrado que granjas enormes. No se necesitan enormes extensiones de terreno para plantar maíz sin modificadores genéticos, soya, etc. Con una red de voluntarios mantener un jardín de alimentos comunitarios es más barato que mantener un parque, pues puede nutrirse de la composta orgánica de las casas de la comunidad, haciendo innecesario comprar nuevos fertilizantes. (Y las propiedades cercanas a jardines comunitarios adquieren mayor plusvalía.)

Tal vez la comida orgánica de autoconsumo en cierta comunidad no cambie el panorama de la obesidad, la violencia o la falta de oportunidades de muchos países, pero le da a las comunidades cierta sensación de autonomía e independencia, además de enseñar a los niños a establecer raíces de manera real y metafórica con el lugar donde viven.

Elegir y disponer del terreno adecuado, las semillas, las herramientas y el conocimiento son inversiones a largo plazo en el bienestar alimenticio y social de nuestras comunidades. Pensémoslo un momento: hasta hace un par de generaciones la gente aún solía producir parte de la comida que necesitaba. ¿Por qué no retomar esta práctica?

[Waking Times]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca