Close

Expertos desmienten que muerte masiva de animales se trate de un Apocalipsis y explican el fenómeno

En medio del fervor mediático y el temor de miles de personas ante la posibilidad de estar en el comienzo de algo como un Apocalipsis animal, diversos expertos han afirmado que realmente se trata de un fenómeno que sucede todos los años, o inclusos todos los día,  pero que en esta ocasión se ha híper mediatizado. Esta sobre-exposición mediática, combinada con un cierta tendencia de psicología colectiva en torno al probable fin del mundo (a solo un año del mítico 2012) y a la lentitud y torpeza de las autoridades para ofrecer de manera rápida explicaciones convincentes.

La realidad, afirman los biólogos, es que estas muertes masivas de animales ocurren todo el tiempo, y generalmente no están relacionadas entre sí. Registros federales prueban que este tipo de fenómenos ocurren casi a diario dentro de Estados Unidos y muchas otras partes del mundo, pero en la mayoría de los casos la prensa ni siquiera se toma la molestia de darles cobertura y mucho menos de relacionar eventos aislados en una posible red de conspiración.

La especialista en decesos animales LeAnn White, afirma que desde 1970 el U.S. Geological Survey’s National Wildlife Health Center (USGS) ha rastreado la muerte masiva de aves, peces, y otros animales. Algunas veces se trata de una enfermedad o epidemia localizada, otras de algún contaminante externo cuyas consecuencias se sincronizan con un grupo de animales provocando su muerte, y en otros casos parecen simplemente un misterio, aunque se sabe que las enigmáticas causas radican en patrones socio biológicos y no en teorías de la conspiración.

Tan solo en los últimos ocho meses el USGS se han detectado muertes masivas de vida salvaje en Estados Unidos. La lista incluye un grupo de 900 pavos que murieron espontáneamente en Florida, 4,300 patos salvajes en Minnesota, 1,500 salamandras en Idaho debido a un virus, 2,000 murciélagos en Texas debido a la rabia, y la muerte de casi tres mil pájaros en California, cuyas causas aún se ignoran.

Y por si no bastarán sus argumentos, White afirma que anualmente se registran en promedio 163 casos de este tipo, muchos de ellos superando por mucho las cantidades que se han manejado hasta ahora en Arkansas, Louisiana, Italia, Suecia, y otros lugares. Tan solo en 1996, en Canadá, más de 100,000 patos murieron por botulismo y a ningún medio internacional le importó este fenómeno.

Con información de AP

Aquí puedes ver el mapa de lugares que han reportado muerte masiva de animales en los últimos días

Si no te parece convincentel la explicación, repasa aquí las teorías de la conspiración en torno al caso

Ver Más
Close