Cuida al planeta comiendo menos carne

La disminución en el consumo de carne dentro de tu dieta semanal podría tener importantes consecuencias en beneficio del medio ambiente

Cuida al planeta comiendo menos carne

Los efectos positivos de una dieta vegetariana, o al menos de la reducción en el consumo de carne dentro de la dieta personal, han sido confirmados una vez más por otro estudio. El incremento en la población mundial, así como en el consumo per capita dentro obligarán a la humanidad a consumir entre 19 y 42% menos para el 2050, y esto será sólo para mantener el estado actual de las condiciones ambientales, que por cierto tampoco es que sean muy celebrables.

El reporte Forecasting potential global environmental costs of livestock production 2000-2050 arrojá resultados frente a los cuales debiesen ser adoptadas medidas urgentes para considerar la dieta de las sociedades contemporáneas como un importante frente de combate contra el deterioramiento medioambiental.

Explicado en términos muy simples, mayor consumo de carne equivale a más emisiones de gas, nitrógeno, y contaminación, y más tierra utilizada para crecer y alimentar animales en lugar de cultivar alimento directo para las personas.

Como ejemplo del aumento en el consumo de carne, entre 1970 y 2009 el estadounidense promedio come casi 8 kilos más de carne, una tendencia que en la mayoría de países europeos arroja datos similares y que a la vez se replica en países en proceso de industrialización. Y para dimensionar las benéficas repercusiones de sustituir este alimento por granos, vegetales, pastas, u otros derivados, estudios han calculado que si la humanidad reluciera el consumo de carne a los niveles de mediados del siglo XX, podríamos reducir las emisiones totales en casi un 70%.

via Treehugger

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario



Oficialmente, ya se están cultivando insectos para alimentación en países desarrollados

Granjas pequeñas que crecen y abastecen de insectos a restaurantes de la zona.

Oficialmente, ya se están cultivando insectos para alimentación en países desarrollados

Foto: Karen Bleier/AFP

En algunas partes del mundo la ingesta de insectos ha sido milenaria, parte ineludible de la gastronomía local (se calcula que actualmente hasta 2 mil millones de personas los consumen). Una delicia que, sin embargo, en otras partes del mundo pareciera una aberración. Aún así, las propiedades proteínicas de los insectos podrían ser el argumento base para asegurar una dieta balanceada en un futuro sin implicaciones tan devastadores para el medio ambiente.

Lo que antes sonaba terrorífico para muchos pinta para ser una realidad. Los insectos podrían ser el alimento del futuro. Lo anterior se confirma cuando aparecen cada vez más establecimientos que hacen su propia granja de insectos para integrarlos en sus menús. Lo que habría sido considerado hace unos años como un negocio destinado a la agonía ha probado ser una alternativa con un mercado en crecimiento.

Uno de estos casos sucede en Colorado, a unas pocas millas de Denver, en la granja conocida como Rocky Mountain Micro Ranch fundada por Wendy Lu McGill.

Las vacas necesitan 22 mil veces más cantidad de agua para proveer de la misma cantidad de carne que los insectos, dice Lu McGill.

Si consideramos que el consumo de carne implica el 70% de las emisiones de carbono que arrojamos a la atmósfera, encontramos que este es, presumiblemente, el principal problema medioambiental que enfrentamos, mayor que el uso de los automóviles.

Así, el cultivo de insectos podría ser una alternativa, que, de hecho, está probando sus crecimiento. ¿Quién habría imaginado hace unos años una granja estadounidense que abastecería de insectos a restaurantes de hamburguesas?

[Psmag]

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario



¿No sabes qué comer para bajar de peso? Mejor pregúntale a tus bacterias

Los médicos son ahora capaces de determinar aquella dieta que tenga un mejor impacto en una persona según su composición bacterial.

¿No sabes qué comer para bajar de peso? Mejor pregúntale a tus bacterias

En internet hay una lista infinita de las dietas capaces de reducir la grasa corporal y conseguir un cuerpo típico de la Venus de Milo. Sin embargo hay muy pocas que se enfocan en la relación entre la estética y la salud plena de un individuo. Ahora, con el increíble avance de la tecnología, los científicos han logrado desarrollar un estudio médico que permite descubrir no sólo cuáles son los alimentos que te ayudan a bajar de peso, también a indicarte cuáles son los que más daño le producen al estómago–provocando inflamación, indigestión, dolores estomacales, alergias, etcétera.

Los investigadores no sólo lograron identificar cómo la bacteria en el estómago reacciona durante el proceso del metabolismo, también fueron capaces de especificar el impacto de una dieta en el peso o en la presencia de futuras enfermedades. De ese modo pudieron desarrollar una fórmula que puede predecir cómo los pacientes responderán a los cambios dietéticos con base en la composición de su bacteria interna.

En otras palabras, a través de este análisis del mundo bacteriológico en el estómago, los médicos son ahora capaces de determinar aquella dieta que tenga un mejor impacto en una persona según su composición bacterial.

En este estudio, en el que se evaluó la bacteria estomacal de pacientes con sobrepeso antes y después de integrarse a un plan dietético, se descubrió que aquellos con una “baja diversidad” en la bacteria intestinal tenían mejoras significativas sobre su salud que los que contaban con una mayor diversidad bacterial. De manera específica, los participantes con una mayor presencia del microbio Akkermansia muciniphila desde el principio tenían mejores resultados en relación con su peso y el control de la glucosa.

El reto no fue nada sencillo, ya que los médicos están descubriendo el universo de los microorganismos intestinales. Si bien se conocía desde hace tiempo que existen alrededor de 1 000 tipos de bacterias diferentes en cada sistema digestivo, no se sabe de manera precisa cómo cada una de éstas afectan al metabolismo y, en consecuencia, a la salud en general. Por lo que con esta investigación ahora se sabe que cada uno de nosotros cuenta con una manera única de digerir y metabolizar la comida, así como de percibir el impacto de una dieta en nuestra salud. Esto también puede brindar una posibilidad a mejorar o desarrollar tratamientos probióticos con pacientes con algún malestar causado por una composición bacterial deficiente. Quién sabe, quizá sólo la bacteria intestinal requiere más fibra o más proteínas. Es cosa de preguntarle directamente al estómago.

Read more: 

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario



Estos son los países que consumen más insectos, y el tipo de especies

“La recolección de insectos y su crianza a nivel del hogar o la escala industrial puede ofrecer importantes oportunidades de subsistencia para las personas, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados.”

Estos son los países que consumen más insectos, y el tipo de especies

Se considera que para el 2030, el mundo tendrá que alimentar a más de 9 000 millones de personas cuando la agricultura ya no es una opción sostenible, los océanos están siendo sobreexplotados, la escasez de agua y el cambio climático complican la producción de alimentos. Por ello, y de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), una dieta con base en insectos puede convertirse en la solución que destierre la hambruna del planeta.

Los insectos cuentan con una increíble gama de proteínas, similar a la de la carne, a un costo más económico. Se trata de una fuente alimenticia muy nutritiva y saludable, cuyos compuestos cuentan con alto cometido en grasas, proteínas, vitaminas, fibra, minerales.

Eva Muller, coatura del informe divulgado por la FAO, explica que los insectos son uno de los recursos que brindan bosques y con una capacidad de alimentar (en una dieta tradicional) a al menos 2 000 millones de personas en el mundo. Actualmente, se comen más de 1 900 especies, principalmente en África y Asia; entre los cuales se encuentran los escarabajos, las orugas, abejas y hormigas, saltamontes, langostas y grillos, cigarras, saltamontes, chicharritas, cochinillas y chinches, libélulas y moscas. 

La recolección de insectos y su crianza a nivel del hogar o la escala industrial puede ofrecer importantes oportunidades de subsistencia para las personas, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados. […] En los países en desarrollo, los miembros más pobres de la sociedad pueden participar en la recolección, el cultivo, el procesamiento y la venta de insectos. Estas actividades pueden mejorar directamente sus propias dietas y proporcionar ingresos en efectivo a través de la venta de los excedentes de producción. […] Los insectos pueden ser recogidos directamente y con facilidad de la propia naturaleza o criados con una inversión mínima.

La FAO encuentra numerosos beneficios de incorporar masivamente a los insectos en nuestra dieta, entre los cuales la disminución de la emisión de gases de efecto invernadero y de amoniaco.

A continuación te compartimos un infográfico donde se explica la presencia de una dieta con base en insectos, así como las especies más consumidas alrededor del mundo:

1368558597_575195_1368559938_noticia_normal

 

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario



TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros de la familia, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables

TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

La cena navideña es una de las reuniones más emblemáticas e importantes que congregan a la mayoría de los integrantes de una familia. Es un tiempo en que la compañía y el placer de la comida se mezclan, logrando una sensación de comodidad y bienestar.

Pasta, ensalada dulce o salada, bacalao, romeritos, pavo y postres son los platillos típicos que se sirven en esta cena tan particular. Sin embargo, ¿qué pasaría si algunos integrantes de la familia son vegetarianos?

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables:

 

Morrones rellenos de verdura 

Ingredientes: 4 pimientos morrones, 2 pimientos verdes, 4 cebollas, 2 zanahorias, 1/4 de berza, 150gr de chícharos, 300gr de setas, 4 dientes de ajo, 1 copa de vino blanco, agua y aceite de oliva extra virgen. 

Instrucciones: Una vez lavados los pimientos, sazónalos con un poco de aceite y sal para colocarlos en una bandeja para hornear. Mételos al horno durante 1/2 hora. Pica la berza y cócela durante 8 minutos en una cazuela con agua y sal. En cuanto a la salsa, pica la cebolla y 2 dientes de ajo, las setas, y colócalos en una cazuela. Vierte en ella el vino blanco con agua. Sazona y cocina durante 10 minutos. A continuación pica 3 cebollas, los pimientos y los chícharos; pela las zanahorias, 2 dientes de ajo en láminas y ponlos a dorar en una sartén con aceite. Rellena los pimientos con las verduras, añadiendo la salsa de setas; después mételos al horno durante 6 minutos. 

 

Guiso de verduras, legumbres y champiñones

Ingredientes: 200gr de chícharos, 120gr de soya verde, 300gr de champiñones, 3 cebollas, 1 rodaja de calabaza, agua, aceite de oliva extra virgen, sal y perejil picado. 

Instrucciones: Remoja durante 3 horas la soya verde y a continuación cócela durante 5 minutos en una olla con agua y sal. Retira los hilos de los chícharos y coce los restos en una cacerola con agua y sal durante 8 minutos. Pica las cebollas y ásalas con aceite. Cuando empiecen a tener color, agrega la calabaza cortada en gajos. Deja que se cocinen, agregando a la cacerola los chícharos y la soya remojada. Cocina todo junto. Limpia y corta los champiñones, dorándolos en una sartén con aceite. Sazona y rocía con perejil picado.

 

Lasagna de hongos Portobello

Ingredientes: 340gr de lasaña seca, 4 tazas de leche, 1 y 1/2 barras de mantequilla sin sal, 1/2 taza de harina, 700gr de hongos Portobello, 1 taza de queso parmesano, 1 cucharada de pimienta negra, 1 cucharada de nuez moscabada, aceite de oliva y sal gruesa. 

Instrucciones: Precalienta el horno a 180°C. Hierve en una olla grande agua con 3 cucharadas de sal y 1 de aceite. Agrega la lasaña y cocina por 10 minutos. Cuela y guarda. Para la salsa blanca pon a hervir en una olla la leche, retirándola del fuego. En otra olla derrite 1 barra de mantequilla, agregando la harina y cocina por 1 minuto a fuego bajo mezclando con una cuchara de madera constantemente. Agrega la leche, calienta y mezcla. Sazona con la sal, la pimienta, la nuez moscada y con un batidor globo bate mientras se cocina por 5 minutos, hasta que se espese. Retíralo del fuego. Quita los palos de los hongos Portobello para cortarlos en rebanadas. Calienta 2 cucharadas de aceite y 2 cucharadas de mantequilla en una sartén, agregando los hongos y sazonándolos con sal. Cocina durante 5 minutos. Para formar la lasaña, coloca la salsa blanca en un refractario para hornear; sobre la salsa, una capa de lasaña, otra de salsa, luego 1/3 de champiñones y 1/4 de parmesano. Repite el paso dos veces más y en la capa final coloca la lasaña, salsa y el sobrante del queso parmesano. Hornea la lasaña durante 45 minutos, hasta que la cubierta esté dorada y burbujeando. 

 

Terrina navideña vegetariana

Ingredientes: 1 cebolla finamente picada, 1 cucharada de aceite de oliva, 3 dientes de ajo picados, 300gr de proteína vegetal texturizada, 2 cucharadas de pasta de curry, 30gr de pan rallado, 3 gotas de esencia de almendras, 2 cucharadas de agua, 1/2 cucharadita de romero seco, 50gr de nueces tostadas, 250gr de ciruelas picadas, 4 huevos batidos, 1 naranja sin cáscara rebanada, 1 lata de ajíes asados, sal y pimienta. 

Instrucciones: Enciende el horno para precalentarlo a temperatura media. Forra un recipiente de terrina con papel manteca o de aluminio. Saltea las cebollas en aceite de oliva durante 5 minutos, agregando el ajo y la proteína vegetal texturizada. Cocina durante 10 minutos. Agrega la pasta de curry, el pan rallado, la esencia de almendras, el agua, el romero, la mitad de las ciruelas y las nueces, revuelve un poco y apaga el fuego. Deja enfriar durante 10 minutos y luego agrega los huevos batidos. Condimenta con sal y pimienta. En la base del molde de terrina coloca las naranjas rebanada,; luego una capa de ajíes asados, y encima el resto de la preparación. Por último, una capa de ciruelas y nueces. Cubre con papel antiadherente y mételo al horno durante 40 minutos. Desmolda con cuidado la terrina y ¡listo!

 

Lasagna vegetariana con pan italiano

Ingredientes: 4 zucchini medianas, 1 paquete de champiñones, 1 cebolla mediana, ajo fresco, 280gr de espinaca congelada cortada, 790gr de salsa para pasta, 680gr de queso mozzarella, 227gr de fetas de queso, aceite de oliva y fideos de lasagna.

Instrucciones: Hierve los fideos de lasagna hasta conseguirlos al dente. Pica las zucchini, los champiñones, la cebolla y el ajo. Calienta un sartén con el aceite de oliva, salteando las verduras hasta que queden tiernas. A continuación añade la espinaca y agrega la salsa para pasta. Cubre la lasagna con las verduras en capas y añade queso mozzarella en cada capa. Cubre con las fetas de queso. Después hornea la lasagna hasta que esté dorada y burbujeante. 

 

Parrillada de verduras a las brasas

Ingredientes: 8 papas pequeñas, 2 cebollas, 2 tomates, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta. 

Preparación: Lava las papas y los tomates, secándolos con papel absorbente. A continuación corta las cebollas y los tomates en gajos, para colocarlos en una parrilla precalentada 

Paso 1: Lavar las papas con su piel y los tomates. Secarlos con papel absorbente. Cortar las cebollas y los tomates al medio o en gajos. Tener la parrilla precalentada y con poca brasa porque se va a usar para una cocción lenta ya que algunos vegetales, como los tomates, son muy sensibles al calor directo. Primero colocar las papas con su cáscara y enteras.

Paso 2: Cuando los vegetales estén tiernos de un lado, darlos vuelta y agregar las cebollas, con el corte para abajo y continuar la cocción hasta que estén tiernos. En el caso de los tomates hay que tener cuidado, ya que su interior es casi todo líquido. Cocinarlos sólo 2 minutos de cada lado.

Distribuir los vegetales en una fuente, rociar con aceite de oliva, sal y pimienta y servir.

Se puede experimentar con otro tipo de vegetales y sumar a la parrilla batatas con su piel o choclos en su chala. ¡A animarse!

 

Budín de verduras

Ingredientes: 2 huevos, 1 taza de espinaca cocida, 1 taza de coliflor cocida, 1 atado de espárragos cocidos, 4 zanahorias tiernas cocidas, 1 cebolla picada, 1 taza de mayonesa, 1 taza de miga de pan, leche, sal, pimienta, nuez moscada, una pizca de azúcar y aceite.

Instrucciones: Corta la espinaca, coliflor y espárragos previamente cocidos en trozos no demasiado pequeños, para que puedan percibirse su color y textura en la preparación final. Coloca los vegetales picados en un recipiente. Reserva. Toma la mitad de la cebolla cortada y marchítala un poco en una sartén con unas gotas de aceite. Déjala cocinar hasta que esté tierna. En otro bowl, moja la miga de pan con leche. Déjala reposar unos minutos y exprímela; puedes ayudarte con un colador. Adiciona la miga de pan humedecida a los vegetales cortados. Agrega los huevos y la cebolla cocida. Toma un molde para budín y cúbrelo con papel encerado. Distribuye los espárragos en el fondo del molde junto con la zanahoria picada. Vierte sobre esto la mezcla preparada. Cocina en el horno en baño maría, esto es, coloca el molde dentro de otro más grande con un poco de agua, a 350°F, hasta que luzca firme y al introducir un palillo en el centro salga limpio. Deja reposar hasta que se enfríe un poco. Desmolda, corta en tajadas más o menos gruesas y sirve con la mayonesa mezclada con el resto de la cebolla cortada como aderezo.

 

Receta de canelones de acelga

Ingredientes: 12 hojas grandes de acelgas bien lavadas, 4 tazas de espinacas, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla pequeña cortada en cubos, 5 dientes de ajo, 15 onzas de queso ricotta, 1 taza de queso mozzarella rallado, 1/2 taza de queso parmesano rallado, 1/4 taza de hojas frescas de albahaca cortadas, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto, 3 hojas de pasta de 9×12 pulgadas (fresca o seca, ya cocida), 2 tazas de salsa de tomate tipo napolitana y 1 taza de queso mozzarella rallado para espolvorear al final.

Instrucciones: Precalienta el horno a 190°C. Corta la acelga y/o espinaca en trozos grandes. Reserva. En una sartén mediana, calienta el aceite. Saltea las cebollas hasta que se suavicen. Agrega el ajo y saltea durante 3 minutos. Agrega la acelga y/o espinaca. Baja la llama y saltea removiendo constantemente hasta que las hojas se reduzcan y el líquido que produzcan se evapore (unos 7 minutos). Retira del fuego y deja enfriar. En un bowl grande combina los tres quesos, la albahaca, la nuez moscada, la sal y la pimenta. Agrega las hojas cocidas y mezcla muy bien. Coloca la mezcla en una bolsa tipo Ziploc y corta una de las esquinas para crear una manga para rellenar. Pon las láminas de pasta cocidas en el mesón y traza una línea con la mezcla de quesos y acelgas a lo largo de los lados más largos de cada lámina. Enrolla cada extremo hacia la mitad, creando 2 canelones. Corta por el medio y luego por la mitad, para crear 4 canelones con cada lámina. En caso de que hayas usado la pasta tipo canelón que viene ya enrollada, simplemente rellena con la mezcla. Engrasa una fuente de hornear. Coloca una capa delgada de salsa de tomate en el fondo de la bandeja. Pon los canelones sobre la salsa de tomate y rocíalos con la restante. Espolvorea el queso mozzarella sobre ellos. Hornea sin cubrir durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que veas el queso derretido y la salsa de tomate burbujeando.

 

Tian de vegetales al horno

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla cortada a la mitad y luego en rodajas, 2 dientes de ajo picados, 1 o 2 papas sin pelar, 1 zucchini, 1 zapallo anco, 3 tomates redondos grandes, sal y pimienta al gusto, tomillo seco al gusto y 1/2 taza de queso parmesano rallado.

Instrucciones: Precalienta el horno a temperatura moderadamente fuerte (190ºC). Cube un recipiente (plato o fuente) apto para horno con spray vegetal. Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a temperatura media. Una vez que esté caliente, agrega la cebolla y saltéala hasta que esté translúcida -unos 8 minutos. Agrega el ajo y cocina 1 minuto más. Desparrama la mezcla de ajo y cebolla en el fondo del recipiente para horno. Corta las papas, el zucchini, el zapallo anco y los tomates en rodajas de 0.50cm de ancho. Disponlos en capas apretadas en el recipiente para horno sobre las cebollas, de modo que formen una sola capa en forma de espiral. Condimenta con sal, pimienta y tomillo. Rocía la cucharada restante de aceite de oliva por encima. Cubre el recipiente con papel de aluminio y hornea unos 35 minutos o hasta que las papas estén tiernas. Destapa y espolvorea el queso parmesano y regrésalo al horno por otros 25-30 minutos, o hasta que se dore.

 

Espárragos en hojaldre y salsa blanca

Ingredientes: 1/4 de taza de vino blanco, 1/4 de taza de vinagre de vino blanco, 2 cucharadas de chalote, 1/3 de taza de crema para batir, 1/4 de cucharadita de sal, 1/8 de cucharadita de pimienta blanca, 2 barras de mantequilla sin sal cortada en trozos de 1cm cada uno, pasta de hojaldre (la necesaria), 1 kilo de espárragos verdes y 1 huevo para barnizar el hojaldre.

Instrucciones: Precalienta el horno a 180ºC, estira la pasta de hojaldre y recorta 12 rectángulos (de unos 5x7cm). Barniza con huevo y coloca en una charola para hornear. Mete al horno entre 25-30 minutos, hasta que estén dorados e inflados. Reserva. Prepara los espárragos: corta los tallos, y ponlos en agua con sal hirviendo. Saca después de unos 15 minutos (o hasta que estén cocidos en su punto). Seca y reserva. Prepara la salsa: pon los chalotes finamente picados, el vino blanco y el vinagre en una olla a fuego medio. Reduce hasta que quede como un jarabe, dejando que se cocine por 5 minutos. Añade la crema, sal y pimienta y deja hervir por 1 minuto. Reduce el fuego a bajo y añade unos trozos de mantequilla, moviendo constantemente con un batidor de globo. Antes de que la mantequilla esté totalmente derretida, sigue añadiendo los otros trozos de mantequilla, moviendo sin parar (TIP: usar mantequilla fría). Para evitar que la salsa se corte, se puede sacar del fuego un poco. Saca la salsa de la olla y salpimenta si es necesario. Prepara cada plato poniendo un rectángulo de hojaldre, unos espárragos, salsa blanca y otra pieza de hojaldre. Sirve inmediatamente.

 

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario



¿Es posible comer carne que sea ecoamigable?

El doctor Michael Mosley le explica a la BBC qué tenemos que hacer para lograr que nuestro consumo de productos de origen animal sea responsable en términos ambientales

¿Es posible comer carne que sea ecoamigable?

Existe un largo debate en torno a si es posible ser omnívoros sustentables. Actualmente, los métodos para producir la carne que muchos de nosotros consumimos dejan mucho que desear. El abuso de antibióticos, el maltrato animal, la enorme cantidad de desechos producidos y la falta de higiene, han convertido a esta industria en una de las más controversiales entre aquellos que buscan cuidar del medio ambiente.

Para muchos de nosotros se trata de buscar una proteína animal que sea responsable tanto con el medio ambiente como con los animales. Para decidir si esto es posible, el doctor Michael Mosley, del Reino Unido, se dispuso a encontrar la proteína animal más responsable y publicó sus resultados en el portal de noticias de la BBC. Mosley viajó por el Reino Unido y Estados Unidos recolectando data de granjas industriales y orgánicas que producen carne de res, borrego, cerdo, pollo, pescado y otros mariscos.

Considerando que casi 1/3 de la superficie de la Tierra que no está cubierta por hielo se utiliza para criar animales, ya sea para comer o por su leche, y que alrededor de 30% de las cosechas que cultivamos son para alimentar a los animales, este ejercicio es de importancia vital.

Sus resultados fueron los siguientes:

A través de una técnica llamada Life Cycle Analyisis, los científicos han logrado estimar el impacto ambiental de diferentes tipos de carne.

Los que más contaminan son aquellos animales que comen pasto y producen metano, como las vacas y los borregos.

Los cerdos y las gallinas, que comen una dieta mucho más variada, contaminan mucho menos.

Los mejillones son los más ecoamigables, ya que criarlos requiere muy poca energía.

Otro aspecto que Mosley menciona y que debemos considerar, es que no todos los animales nos ofrecen la misma cantidad de carne por la contaminación que producen. Las cifras que debemos tener en mente son:

  • Una vaca produce 16kg de dióxido de carbono por cada kilo de carne.
  • Borregos: 13kg de dióxido por kilo de carne.
  • Cerdos: alrededor de 8kg de dióxido por kilo de carne.
  • Gallinas: 4.4kg de dióxido por kilo de carne.

Estos niveles pueden variar de acuerdo al tipo de producción, pero lamentablemente —al menos en lo que concierne a los niveles de dióxido que producen— Mosley asegura que tanto las gallinas como las vacas criadas en condiciones industriales (es decir, no orgánicas) producen menos contaminación, porque se alimentan a base de maíz.

Según Mosley, la proteína animal más ecoamigable es también la que requiere menos tecnología: los mejillones. Estos moluscos producen 50 veces menos dióxido de carbono que la carne de res, y además lo atrapan dentro de sus conchas. Otra alternativa, menos popular que los mejillones, son los insectos.

Mosley concluye su artículo con un consejo: “Si quieres ser un carnívoro ambientalmente responsable, lo mejor que puedes hacer es consumir menos de 100gr de carne por día”.

Mostrar Comentarios

Comentarios

  1. […] ¿Es posible comer carne que sea eco-amigable? | Ecoosfera. El Doctor Michael Mosley le explica a la BBC qué tenemos que hacer para lograr que nuestro consumo de productos de origen animal sea responsable en términos ambientales. […]

  2. El artículo plantea la preocupación a los omnívoros de cómo ser ambientalmente responsables, termina diciendo que llegarían a serlo ingiriéndo no más de 100 gramos de carne. Una preocupación sobre otra, si por un lado podrían los omnívoros llegar con aquella cantidad a tan particular responsabilidad, ¿podrían también con tal porción llegar a ser saludablemente responsables? En cualquier caso, para honrar la importancia del artículo los omnívoros, antes de responder esta reciente cuestión, deben hallar en el artículo respuesta a esta otra ¿cómo impacta al medio ambiente el consumo de carne? El camino hacia la respuesta los llevará a una visión holística de la responsabilidad ambiental.

Deja un Comentario

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca