Close

Gobierno mexicano acepta venta de refrescos dietéticos en escuelas

Una vez más los niños de México son víctimas de las decisiones de nuestros gobernantes. Hace apenas unos meses la Secretaría de Educación Pública, junto con la Secretaría de Salud, anunciaban con bombo y platillo el fin de la venta de bebidas gaseosas o refrescos, como se conocen en México.

El consumo de refrescos es un problema serio de salud en México ya que un alto indice de los niños tienen obesidad infantil, por otro lado, el consumo de refresco es un problema serio en zonas marginadas pues su consumo es mayor que el de leche. Éste no es sólo un problema de ingreso, en muchos caso es más barato un litro de Coca-cola que el de leche, sino cultural ya que los niños son bombardeados con mensajes a través de los medios para que consuman productos alimenticios “chatarra” en una industria que genera 20 mil millones de pesos al años.

Hace apenas unos días la Secretaría de Economía echo para atrás el acuerdo entre la Secretaría de Educación, la de Salud, y un grupo de empresarios agrupados en torno a Conméxico, para permitir la venta de bebidas “light” (o de dieta) en la escuelas promoviendo así la ingesta de edulcorantes artificiales no calóricos (aspartame, acesulfame potásico, sacarina y sucralosa), en las primarias y secundarias de México.

La medida a favor de la industria refresquera, Coca-Cola Company, Pepsi Co., entre otras atenta claramente contra la salud de la infancia en México. Es de todos conocido que existen estudios serios sobre los efectos nocivos en el consumo de estos edulcora artificiales cuando se realiza desde la niñez. La educación no sólo se imparte en la clases sino debe de ser una realidad en la vida cotidiana de las escuelas.

De acuerdo con la organización “El Poder del Consumidor”, una de las pocas organizaciones ciudadanas a favor del consumidor en México, en los Estados Unidos las bebidas con edulcorantes artificiales no calóricos sólo son permitidas en escuelas de nivel medio superior después de que el horario escolar ha finalizado.  En 2007 Canadá decidió sacar las bebidas “light” de sus escuelas, lo mismo este año España. Nueva Zelanda y el Reino Unido no las permiten.

Todo indica que el Estado Mexicano no sólo es fallido sino es un estado capturado por los grandes intereses. Otra vez nuestros gobernantes fueron incapaces de tomar una simple decisión por el futuro de la niñez.

Ver Más
Close