Bio-Bug: estrenan coche que funciona con excremento humano

El Bio-Bug es un automóvil que funciona a partir de gas metano producto del procesamiento de excremento humano

En una noticias que ha atraído a la prensa alrededor del mundo, se anunció el estreno del automóvil Bio-Bug, cuyo sistema de energía podría ser una alternativa importante a la de los coches eléctricos en busca de nuestra ansiada independencia frente al petróleo. Este coche, cuyo prototipo es un Beetle Volkswagen adaptado, es el primero que emplea un sistema de combustible a partir de gas metano que resulta del procesamiento de excremento humano.

El equipo de ingenieros ingleses que dio vida al Bio-Bug desarrolló un sistema que permite generar bio gas a través de la liberación de gas metano producto de la combustión generada en el excremento humano. Este excremento proviene del sistema de alcantarillas de la ciudad de Bristol, y con tan sólo los residuos de los wc´s de setenta hogares, se puede generar suficiente combustible para que un coche ande 10,000 millas, el equivalente a un año de uso promedio.

De acuerdo con personal de la compañía dedicada a producir energía sustentable, GENeco, los conductores no notarán la diferencia en cuanto a potencia y velocidad utilizando este combustible en lugar de la clásica gasolina o diesel, y en caso de ser cierto esto representaría una ventaja significativa sobre los coches eléctricos.

via Telegraph



Este pequeño pueblo alemán produce 6 veces más energía de la que consume

Desde 1999 este lugar cuenta con siete aerogeneradores en sus colinas, así como paneles solares en los techos de casas y establos

Desde hace unas décadas, el planeta está pidiendo el apoyo de cada ser vivo para sobrevivir a como dé lugar. Este sitio cada vez encuentra más complicado encontrar balance con la contaminación ambiental, el uso excesivo de recursos naturales imposibilitando la homeostasis del medio ambiente, la proliferación de químicos nocivos en nuestras fuentes de vida y la desaparición descontrolada de varias especies, entre otras catástrofes.

Sin embargo, pequeños esfuerzos del humano han logrado neutralizar este camino caótico. Uno de ellos se ubica en Wildpoldsried, un pueblo en Alemania cuyos 5 mil habitantes producen seis veces más energía sustentable de la que consumen.

Desde 1999 este lugar cuenta con siete aerogeneradores en sus colinas, así como paneles solares en los techos de casas y establos. Además, con sólo el estiércol del ganado consiguen calentar el agua de cada uno de los inmuebles. De este modo, el mismo pueblo se ha convertido en su productor, con un costo de 0.57 euros (0.80 dólares) el kilovatio.

La iniciativa pretendía alcanzar un apoyo sustentable de energía renovable, en especial desde el desastre de Chernobil. La meta puesta al principio fue lograr ser autosustentables para 2020: la sorpresa fue que, para 2012, ya habían impuesto su marca.

¿Y qué pasa con la energía que sobra? Empresas como Siemens, así como varias universidades, buscan colaborar con este pueblo para aprovechar esta energía libre y limpia.
Esta parte de Alemania debería mostrarse como un ejemplo a seguir y una motivación para generar un cambio proambiental.



Construye tu propio generador eléctrico con una bicicleta (VIDEO)

En tan solo seis minutos el artista Chris Hackett te enseña cómo construir un generador de energía para emergencias.

Chris Hackett es un artista de Brooklyn, Estados Unidos que dedica su vida al eco-arte y reutiliza la basura para crear objetos útiles. Cuando el Huracán Sandy azotó Estados Unidos, dejo a más de 7 millones de personas sin electricidad, evento que lo inspiró a crear una fuente de electricidad utilizando objetos caseros.

Materiales para el generador:

  • Una batería de ciclo profundo
  • Un convertidor
  • Un motor magnético permanente
  • Una bicicleta
  • Un eje de metal
  • Un marco de metal
  • Circuito de carga de corriente

Hackett menciona (1.40) que la pieza central del cargador casero es el motor magnético permanente y recomienda buscar uno de los que se usa para sillas de ruedas eléctricas (unos 250 watts). El eje de metal se conecta al motor y la rueda de la bicicleta se coloca sobre el eje: la hace girar y alimenta el motor. Hackett utiliza el marco de metal para fijar la bicicleta (3.06), explica que para evitar desperdiciar energía el eje y la rueda de la bicicleta deben estar montados de manera inmóvil y ajustada. El circuito de carga de corriente se conecta a la batería, y ayuda a determinar la cantidad de volts del sistema, según Hackett, rebasar los 13-14 volts creará un corto circuito.

Aunque el sentido del humor del artista es un tanto oscuro, refiriéndose a un apocalipsis sin fuentes eléctricas, su sistema es útil y sencillo de construir.



STARPATH: alumbrando senderos sin electricidad

Desarrollada por Pro-Teq, una compañía británica, esta innovadora tecnología permite alumbrar senderos sin utilizar energía eléctrica.

Actualmente hay muchas propuestas que buscan soluciones eco-amigables para remplazar a los combustibles fósiles. Una de estas es STARPATH, una sustancia que se rocía sobre un sendero y crea un efecto de “vía láctea” sobre el suelo.

proteqstarpath2

El producto fue diseñado por Hamish Scott cuya compañía Pro-Teq desarrolla y comercializa el producto en el Reino Unido. STARPATH crea una superficie antiderrapante e impermeable, que además no consume energía eléctrica ya que absorbe y guarda energía de los rayos ultravioleta. Actualmente STARPATH ya ilumina un largo sendero en Cambridge, Inglaterra y Scott espera poder incorporar su producto a muchos parques públicos en el Reino Unido.

proteqstarpath4

Según Scott “Este producto se ajusta a la luz natural, así que si está completamente oscuro afuera, el sendero se iluminará más, y si el cielo está más claro, se iluminará menos —se ajusta solo, como si tuviera mente propia.”



Joven colombiana logra reemplazar combustible por agua para operar un vehículo

La colombiana Vanessa Restrepo Schild, con solo 20 años, logró generar energía a partir de agua tratada por medio de procesos biológicos.


Indudablemente uno de los mayores retos que enfrentamos a nivel generacional radica en romper más de un siglo de nociva dependencia de los hidrocarburos. Por fortuna en la última década se han concentrado grandes recursos en desarrollar alternativas energéticas, sin embargo aún no se ha consolidado una opción accesible de energía limpia.

Utilizando un prototipo de automóvil, la adolescente colombiana Vanessa Restrepo logró utilizar agua como fuente de energía, en este caso como sustituto de combustible en el pequeño vehículo. Partiendo de la premisa de que el cuerpo humano esta constituido, en buena medida, por agua, y que a su vez requiere tanta energía, la joven replico bioquímicamente el procesos celular que aprovecha el agua como fuente de energía. Y funcionó.

Vane Profile final

En entrevista para un diario de su país, Vanessa es tajante al compartir cual es su principal fuente de inspiración (‘casualmente’ la misma que la de todos los grandes inventores):

Para mí, la naturaleza es la máxima expresión de la tecnología. La evolución de los seres vivos lleva muchísimo más tiempo que los seres humanos. Nosotros somos nuevos. Entonces, nosotros hacemos un teléfono, luego un celular, luego un Blackberry, luego un iPhone y cada vez se tienen más respuestas. Pues resulta que la evolución de los seres vivos tiene tantas incontables preguntas como innumerables respuestas.

La alquímica proeza de esta científica de 20 años le ha valido convertirse en la investigadora más joven de la prestigiada Universidad de Oxford. Y si bien su descubrimiento apenas ha sido aplicado en un vehículo de pequeña escala, diversos especialistas afirman que esta línea de investigación tiene altas probabilidades de revolucionar el futuro energético.



Comunidades de Transición: enseñando al mundo a vivir en el futuro

Creado en el 2005, este creciente movimiento se dedica a enseñar a comunidades cómo vivir sustentablemente y dejar de depender del petróleo y otros recursos finitos.

Las “comunidades de transición” son parte de un movimiento que cada vez cobra más importancia. Creado por Louise Rooney y popularizado por Rob Hopkins, la propuesta es dotar de control a las comunidades agrícolas para soportar el doble desafío del cambio climático y el declive del petróleo.

Los que participan en el proyecto (que cada vez son más alrededor del mundo) se dedican a generar consciencia de la vida sustentable y ayudar a gestar adaptación ecológica local en un futuro cercano. Alientan a las comunidades a buscar métodos para reducir el uso de energía, al igual que a reducir su dependencia en largas cadenas de abastecimiento que son completamente dependientes de combustibles fósiles para artículos esenciales. Uno de los lemas del movimiento es “Alimentos a pie, no alimentos a millas”. Las iniciativas hasta ahora han incluido la creación de huertos comunitarios para el cultivo de alimentos, empresas de intercambio de residuos, e incluso la reparación y reciclaje de objetos antiguos en lugar de tirarlos a la basura. En pocas palabras, las comunidades de transición enseñan a otras comunidades  a ser autosuficientes y respetuosos con los recursos naturales.

intransitionlogoLa ideología central del movimiento de las comunidades de transición es la idea de que una vida sin petróleo, de hecho, podría ser mucho más agradable y satisfactoria que la actual, cambiando nuestra mentalidad de que en realidad la próxima era después del petróleo barato es más una oportunidad que una amenaza, y diseñar el futuro en donde se darán bajas emisiones de carbono para ser prósperos y resistentes; un lugar mucho mejor para vivir que la actual cultura del consumo, alienado, basado en la codicia, la guerra y el mito del crecimiento perpetuo.

Un aspecto esencial de la transición en muchos lugares, es que el trabajo de transición exterior debe ir acompañado de transición interna. Con el fin de avanzar en las vías de descenso de energía de manera eficaz tenemos que reconstruir nuestras relaciones con nosotros mismos y con el mundo natural. Ello requiere centrarse en el corazón y el alma de la transición.

El número de comunidades que participan en el proyecto es cada vez mayor, y muchas de ellas están en vías de convertirse en comunidades “oficiales” de transición, cualidad que les permite expandir sus ideas a otras comunidades y así sucesivamente. En Inglaterra, los medios de comunicación han puesto en marcha una serie llamada The Archers en la BBC Radio 4, que ilustra la evolución que ha tenido el movimiento.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca