Close

Como en una cápsula de tiempo, Steven Seagal habla en contra de las petroleras en 1994

Nunca fue más lúcido Steven Seagal, ni más actual un discurso que el dado por el actor en su papel de líder nativo americano en una de las peores películas de la historia. Como si lo estuviera diciendo en este instante a British Petroleum y a la mafia de los combustibles alíada con los gobiernos. En este escena de On Deadly Ground, de 1994 Seagal habla de la energía alternativa, de los motores que trabajan con otras sustancias, los cuales de ser usados acabarían con el Big Oil, la corporatocracia “que influye a los medios para poder controlar nuestra mente”.

“¿Cuántos derrame de petróleo podremos soportar? Millones de litros de petróleo están actualmente destruyendo nuestro océanos”, dice Segal con un voz que suena profética, solo que es evidente, algo obvio que ya sabíamos hace mucho más de 16 años pero que sigió su camino inalterado.

“Estamos enojados por que estamos siendo químicamente y genéticamente dañados y ni siquiera nos damos cuenta”.

El rudo Sea-gal con su característica colita de caballo y gel, desde el mismo sistema que engendra muchos de los males de inconsciencia planetaria que padecemos, es extrañamanete, en la suspensión de realidad que permite la ficción hollywoodense, una voz razonable en medio de la indolencia y la inacción demencial.

Ver Más
Close