Close

10 años después del más grande derrame de petróleo en Brasil el ecosistema no se recupera

El derrame de petróleo del Golfo de México parece ser mucho peor de lo que se nos dice; un ejemplo del ecocidio que acontece, a una mucho menor escala, es lo que sucedió en la bahía de Guanabara en el estado de Río de Janeiro en Brasil.  Debido a las condiciones similares entre los manglares de Guanabara y los pantanos de Florida, este podría ser una forma de proyectar la recuperación.

El reportero de Al Jazeera señala en el video que el desastre de la fuga en Brasil significa sólo el 25% en total de lo que se está derramando diariamente en el Golfo de México, esto para que dimensionemos el nivel del ecocidio.

Como se puede apreciar en el video, la bahía de Guanabara se ha convertido en un yermo infértil donde casi nada crece. Evo da Silva, un pescador local, dice que antes del derrame no era extraño atrapar 100 kilos de pescado y cangrejo en un día. Hoy, en un buen día, se va feliz con 5 kilos.

Da Silva dice, también, que muchos peces que existían en la bahía simplemente ya no existen ahí.

Originalmente después del derrame de Petrobras se calculó que en 10 años se recuperaría el ecosistema; diez años después la cruda realidad es que la destrucción permanece. Vivir por petróleo es morir por petróleo.

Ver Más
Close