Más imágenes de la tragedia ambiental en el Golfo de México

A pesar de los esfuerzos de BP no cesa el flujo de desgarradoras imágenes sobre los efectos y consecuencias del derrame de petróleo en el Golfo de México


Un exhausto pelícano café intenta resguardarse del petróleo en una balsa inflable.

Si es verdad que una imagen vale más que mil palabras una de estas fotografías vastaría para deshacer cualquier discurso, argumento, disculpa, o justificación, de los responsables directos, e indirectos, de la devastación ecológica en el Golfo de México. Por fortuna, y a pesar de los esfuerzos de BP no cesa el flujo de información visual y desgarradoras imágenes sobre los efectos y consecuencias de este masivo derrame de petróleo.

Esta imagen muestra el nivel de partículas contaminantes que contiene el agua del Golfo de México.

Los pelícanos cafes son una de las especies más afectadas por este ecocidio.

El petróleo vertido por el Deepwater Horizon llega a la costa de la Bahía Bataria, en Louisiana.

Una tortuga marina lucha contra la viscosidad del petróleo cerca de la isla Grand Terre.

Un rescatista ambiental aparece buceando en un apocalíptico entorno.

Un Iris Blanco cubierto de petróleo.

Una fotografía emblemática muestra a un rescatista limpiandóse las manos de petróleo.

La nauseabunda “eyaculación” del Deepwater Horizon

Fotos extraídas de The Big Picture



#NoMásDesastres: Greenpeace invita a que tomes una foto de los desastres ecológicos en México

De acuerdo con Greenpeace, tanto la contaminación como el cambio climático han disminuido la disponibilidad del agua en México per cápita de 11 mil 500m3 (en 1955) a 4 mil 263m3 en 2011

En los últimos años, México ha sufrido 1,124 desastres ambientales. Debido a la negligencia de la industria privada y del gobierno, esta problemática ha ido perjudicando tanto a ecosistemas como a comunidades de diferentes zonas de este país.

Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Jalisco y Durango; estos son sólo algunos de los estados donde ha escaseado el agua y el ecosistema ha disminuido, afectando así a la biodiversidad animal y vegetal. Y estos son sólo unos cuantos ejemplos.

De acuerdo con Greenpeace, tanto la contaminación como el cambio climático han disminuido la disponibilidad del agua en México per cápita de 11 mil 500m3 (en 1955) a 4 mil 263m3 en 2011. Esto se debe a que 70% de los ríos nacionales cuentan con contaminantes altamente nocivos.

Muy pocas soluciones han tomado lugar para revertir esta dinámica. Una de ellas, iniciada por los ciudadanos, Agua Para Todos. Agua Para La Vida, pretende expandir el agua para todos, tanto ecosistemas como soberanía alimentaria, reducir la contaminación, la sobreexplotación y la destrucción de cuencas o acuíferos y reducir la vulnerabilidad de inundaciones y sequías;,entre otros.

Mientras tanto, Greenpeace invita a ciudadanos a tomar fotografías de desastres ambientales, subirlas a redes sociales con el hashtag #NoMásDesastres, etiquetando a @EPN. ¿El objetivo? Ejercer presión a la industria privada y gobierno para exigir un México sustentable y habitable. Alza la voz ciudadana para que sea escuchada.

Fotografía principal: vaXtuxpan



4 ríos de México sufren las consecuencias de derrames de químicos en pocos días (IMÁGENES)

Provocando enfermedades y poca disponibilidad de agua, los contaminantes derramados, entre ellos hierro, cobre, cadmio, plomo, arsénico y petróleo, afectaron a más de 24 mil personas

Como una sincronía de sucesos que alertan del peligro de la avalada Reforma Energética en México (que promueve el fracking) algunas tragedias ecológicas se han sucedido casi simultáneamente. En cuestión de días, cuatro ríos  fueron contaminados por el derrame de ácidos o petróleo. Los químicos vertidos han generado daños ecológicos que afectaron a ríos en el estado de Sonora y en Nuevo León, Tabasco y Durango. 

Los contaminantes derramados, entre ellos hierro, cobre, cadmio, plomo, arsénico y petróleo, afectaron a más de 24 mil personas. El desbordamiento de ácidos se considera sólo la punta del iceberg, ya que detrás de estas catástrofes ecológicas se encuentran las empresas más grandes del sector industrial a nivel internacional, como Grupo México y Pemex. 

De acuerdo con autoridades locales, los derrames fueron provocados por una toma clandestina en los oleoductos, así como por las pésimas condiciones de las instalaciones de Grupo México. De modo que el incidente será imputable: los responsables deberán  pagar una sanción (aunque irrisoria en el caso de Grupo México, pues no representa ni 1% de sus ganancias trimestrales). ¿Esto es suficiente para compensar la vida destrozada?

Fotografías: CNN

 

 

 

 



Zona marina del Golfo de México está completamente muerta

Gene Turner, uno de los investigadores, explica que esta es una llamada de atención para conscientizar los recursos disponibles a nuestro alcance, de modo que evitemos su abuso y desperdicio.

En las profundidades del Golfo de México, una zona de 13 000 km2 no cuenta con la cantidad suficiente de oxígeno para la vida marina. Y de acuerdo con los investigadores del Coastal Ecology Institute de la Universidad Estatal de Louisiana (EE.UU.), la causa principal de este fenómeno es el exceso de nutrientes desperdiciados en las granjas vecinas del río Mississippi, que desembocan en el golfo.

Los científicos explican que, al haber un exceso de nutrientes (con fertilizantes químicos) en el agua, incentiva la proliferación desmesurada de algas, las cuales consumen casi todo el oxígeno del agua; por consiguiente, peces ni crustáceos pueden vivir ahí. 

Gene Turner, uno de los investigadores, explica que esta es una llamada de atención para conscientizar los recursos disponibles a nuestro alcance, de modo que evitemos su abuso y desperdicio. 

 



Lo que las nutrias nos pueden enseñar sobre los derrames petroleros

25 años después del derrame Exxon Valdez, uno de los peores accidentes petroleros de la historia, el ecosistema natural de la zona sigue luchando por recuperarse y por reclamar el espacio como suyo.

En 1989 un buque petrolero de Exxon Valdez derramó 30,000,000 galones de petróleo en Prince William Sound, Alaska. El estrecho era el de hogar de miles de nutrias marinas y presumía un ecosistema diverso; sin embargo todo cambió después del derrame —los voluntarios de emergencia recuperaron más de mil cadáveres de mamíferos marinos y se estima que cerca de 3,000 nutrias murieron de inmediato.

Todavía una década después las nutrias se negaban a regresar a las zonas que habían sido afectadas por el derrame. Un estudio federal que siguió la recuperación del ecosistema después del suceso, determinó que las nutrias no podrían sobrevivir en la zona aun si aparentemente ya no había residuos en la superficie porque el fondo del mar estaba cubierto con un sedimento nocivo. Es en el fondo donde se encuentran las almejas que las nutrias consumen.

Además de poner en peligro el alimento de las nutrias, el derramé las afecto directamente al cubrirlas con petróleo. El pelaje de las nutrias es grueso e aislante, una vez que el pelaje está cubierto de petróleo pierde sus propiedades y no las protege del frío del agua; además, una nutria cubierta de una sustancia nociva debe acicalarse y, al hacerlo, consume la misma sustancia.

exxon_valdez.jpg.492x0_q85_crop-smart

De acuerdo al estudio no fue sino hasta el 2009 que la población de nutrias alcanzó el número que tenía antes del derrame. “Una de las lecciones que podemos aprender de esto es que los efectos crónicos del petróleo en el medio ambiente pueden persistir por décadas”, apuntó la autora principal de estudio, Brenda Ballachey.

Este  descuido, nos recuerda exactamente cuan nocivo puede ser el petróleo y nos advierte que debemos cambiar los métodos de extracción y mejorar la manera en que lo transportamos.

 



Las heridas del paisaje americano: fotos aéreas de granjas industriales

Estas aterradoras fotografías muestran un paisaje americano destruido que los gigantes de la agricultura no quieren que veas.

A primera vista, las tomas aéreas del artista británico Mishka Henner  no parecen fotografías; parecen pinturas abstractas o texturas. Sin embargo las fotos retratan lagunas de desperdicio masivo de granjas industriales, las cuales despiden peligrosos humos de sulfuro de hidrógeno y pueden contaminar el agua de la tierra con nitratos y antibióticos. Parecen heridas infectadas o costras sobrenaturales sobre el paisaje americano.

“Mientras estaba trabajando en esa serie estaba mirando intensamente el paisaje americano, y de pronto me encontré con estas extrañas estructuras como una gran laguna, o todos estos puntos que parecen microbios”, apuntó Henner. “Tenemos granjas factorías en Inglaterra, pero no las tenemos a esa escala. Estaba completamente impactado”.

La razón por la cual no habíamos visto esta destrucción de terreno antes es que es ilegal tomar fotografías (aéreas o no) de estas industrias. Pero Henner las encontró mirando muy de cerca imágenes satelitales mientras buscaba campos de petróleo y territorios militares. Lo que tiene que decir al respecto de este encuentro es interesante:

“Para mí, como alguien del Reino Unido viendo algo parecido a granjas de engorda estuve impactado a un nivel muy personal. Creo que lo que estas granjas industriales representan es una cierta lógica acerca de cómo la cultura y la sociedad han evolucionado. A un nivel es absolutamente aterrador, eso es en lo que nos hemos convertido. No son solo granjas de engorda. Son lo que somos”.

[Fast.Co]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca