Corona Save: El primer hotel construido exclusivamente de basura

Abre en Roma el primer hotel construido con basura, el Corona Save Beach Hotel; su operación será temporal y busca promover conciencia en torno al cuidado de las playas europeas

Como un manifiesto eco arquitectónico Corona Save Beach Hotel abre sus puertas a turista de todo el mundo. Con sede en Roma, este hotel-instalación que será desmontado un mes después de su apertura se construyó a base de trece toneladas de basura recolectada en diversas playas europeas: juguetes, latas, neumáticos, instrumentos musicales, y trozos de maniquí, entre otros desperdicios. Prácticamente lo único que no esta hecho de basura son las sabanas y colchones de las camas, y a alfombra de las habitaciones.

Actualmente el efímero recinto tiene ya reservadas sus cinco habitaciones durante todas las noches que le quedan hasta el 7 de junio, fecha en que cerrará sus puertas. La supermodelo Helena Christensen fue la primer huésped de este hotel que pasará a la historia como el primero construido exclusivamente de basura.

Más que buscar seducir a sus huéspedes con lujos y comodidades (de hecho no tiene luz ni agua) el Corona Save Beach Hotel busca promover una conciencia frente al cuidado y preservación de las playas europeas. Interactuar con la basura durante la intimidad de una noche de hotel sin duda puede generar el los glamorosos huéspedes una catarsis en su dialéctica frente a entorno natural, en este caso el playero.

La única comodidad que ofrece el Corona Save Beach Hotel es el hecho de que toda la basura utilizada fue previamente desinfectada y desaromatizada. Sin embargo, el verdadero lujo que aporta este lugar es una noche de reflexión y conciencia.



5 actividades turísticas que deberás evitar en tus próximas vacaciones

Basta con tener consciencia sobre las actividades turísticas que no deberían continuar realizándose, para justamente evitarlas durante nuestros viajes.

Viajar es una de las actividades con mayor retroalimentación que facilita el crecimiento tanto emocional como psíquico, así como el desarrollo económico de los sitios turísticos que se visitan. Se trata de un apoyo mutuo que impacta positivamente en el viajero, los anfitriones e incluso el medio ambiente del destino que se está descubriendo; por eso es indispensable viajar de manera inteligente, responsable y sustentable. 

Una manera de hacerlo es mediante el ecoturismo, una tendencia que invita a realizar un turismo de manera responsable con el planeta y, en caso de ser necesario, con las comunidades que se encuentran en mayor contacto con su naturaleza. Poco a poco el ecoturismo ha ido ganando posicionamiento en la industria de los viajes; sin embargo, aún no es suficiente. Se requiere el apoyo del viajero para continuar fomentando el cuidado hacia el medio ambiente.

Basta con tener consciencia sobre las actividades turísticas que no deberían continuar realizándose, para justamente evitarlas durante nuestros viajes. A continuación te compartimos cinco actividades del turismo que no deberías hacer pues están relacionadas con abuso animal: 

– Las presentaciones con animales acuáticos como delfines, focas o ballenas –y mucho menos nadar con ellos–.

La mayoría de estos animales de la vida salvaje se encuentran en cautiverio, provocando la separación de sus grupos familiares y las constantes emociones de angustia y estrés. Esto genera que pierdan su habilidad de nadar largas distancias, se enfermen y reduzcan su esperanza de vida. 

– Montarse sobre el lomo de un elefante.

Es una de las actividades turísticas más populares en Tailandia y Vietnam, pese a ser una acción cargada de crueldad. En palabras de Humane Society, “La crueldad puede no ser evidente para los espectadores, ya que en muchas ocasiones ocurre detrás de los escenarios y en diversas formas – mediante el uso de métodos de entrenamiento abusivos; privándolos de contacto social con otros elefantes; condiciones denigrantes para sus patas, provocando artritis y otras enfermedades.” Los elefantes cautivos que los turistas cabalgan no son animales domesticados que siguen los deseos de los humanos; sino son animales que fueron abusados para volverse sumisos ante los humanos. En vez de ir a una cabalgada de elefantes, existen santuarios de elefantes en donde se encuentran varios ejemplares rescatados de esta crueldad. 

– Comprar souvenirs de coral.

Los arrecifes de coral implican 1/4 de la biodiversidad del ocean, fungiendo como un escudo contra las tormentas. Desafortunadamente la mina de los corales está afectando la salud de esta especie marina. Mineros marítimos extraen el coral de los océanos para usarlo como cemento para carreteras, joyería o rocas para acuarios. Esto provoca la degradación de los sistemas de arrecifes que provee vida al ecosistema marítimo y fungen como fuente de comida y economía para las comunidades locales. El hecho de que esté en venta no significa que proviene de fuentes legales. 

– Consumir bebidas con serpientes.

El vino o tequila de serpiente es una novedad fascinante; sin embargo es un problema para las cobras, una especie animal en peligro de extinción. Esta tradición se ha extendido durante siglos en Asia y alcanzado tierras latinas, encontrándose envuelta en actividades de crueldad animal: una serpiente puede tardar meses en morir en la botella, lo cual ha provocado numerosos accidentes posteriores a abrir la botella. 

 – Comer sopa de tiburón.

Habrá que agradecer a la antigua película de Jaws –1975– por producir una imagen ficticia de los tiburones como especies desalmadas y asesinas. Pero la realidad es que los tiburones son responsables de quizá una persona al año, mientras que los humanos son responsables de la muerte de 100 millones de tiburones al año. La pesca de tiburones se realiza principalmente por barcos asiáticos, los cuales venden sus ganancias a restaurantes que producen una sopa con el animal. En asia, la sopa de tiburón es considerada una delicia popular pese a no poseer ningún valor nutricional ni sabor significativo. 



Un niño de diez años crea su empresa de reciclaje

Desde los siete años Vanis Buckholz comenzó a recolectar la basura reciclable de su vecindario, actualmente dirige una empresa que recluta gente necesitada para la colecta de desechos

En algún momento de nuestra formación hemos sentido inspiración por personajes o temas que nos interesan. Seguramente muchos de nosotros llevamos a cabo acciones concretas respecto a ese tema que llegó a “removernos”. Sin embargo, normalmente esa motivación suele bajar de intensidad y seguimos adelante con nuestras vidas enfocados, o incluso sometidos, en lo ordinario.

Vanis Buckholz, se inspiró con el “Día Mundial de la Tierra” cuando tenía 7 años, mientras el tema era celebrado y discutido en su salón. Sin embargo, a diferencia de muchos casos, este entusiasmo no se diluyó, sino que desde ese momento Buckholz comenzó a recorrer su vecindario recolectando desechos reciclables.

Transcurridos tres años el niño Vanis continúa haciendo lo mismo, pero actualmente a una escala mucho mayor mediante la creación de su empresa “My ReCycler”. Por si fuera poco, gracias a su visión también creó la plataforma filantrópica: “Project Hope Alliance,” dedicada a capacitar y organizar personas desprotegidas que normalmente estarían recolectando basura, para que obtengan un ingreso de 25% de las utilidades de esta práctica organizada por su empresa. Estos beneficios financieros oscilan entre los 100 y 200 dólares quincenales. Vanis detectó que un proyecto en el que los participantes no se sienten identificados con su labor, estará condenado ya sea a la extinción o en todo caso a la explotación. 

my-recycler-2

Vanis Buckholz ha llamado la atención de autoridades de su localidad y medios de comunicación. Para que las personas logremos una diferencia benéfica y significativa en el mundo necesitamos de inspiración, pero más aún de perseverancia. Así lo demuestra la historia de este niño cuya visión sorprende pero su constancia resulta aún más admirable y por supuesto inspiradora.

http://www.stumbleupon.com/su/4DDrad/www.inhabitots.com/10-year-old-boy-launches-his-own-recycling-business-donates-25-of-profits-to-homeless-children/ (agentes de cambio)



¿Volverías a tirar basura al mar o la calle después de ver este video?

Aún si estás en una ciudad, tu basura pude viajar a espacios impensables y causar un sufrimiento intolerable a los animales.

La basura que arrojas fuera de su lugar es capaz de recorrer inesperados parajes y kilómetros sin que tengas la menor idea… Cuando alguien tira, por ejemplo, desechos en las calles de la capital de Chiapas, México, está documentado cómo la lluvia puede arrastrarlos a sitios como el emblemático Cañón del Sumidero. Así, la basura recorre más de 5 km, luego esa agua en algún punto también desembocará en el mar.

Sabemos que la mayoría de los desechos no orgánicos no son biodegradables. Prácticamente cada lata, plástico o vidrio que no es tratado tardará cientos de años en desintegrarse; pero no es solo este fenómeno el peor, sino su tránsito en el que puede mermar la vida de numerosos seres vivientes.

Un video que ha recorrido a internet se ha viralizado, advertimos que es un poco crudo, pero quizá ver este tipo de cosas sean las que nos orillen a jamás arrojar basura fuera de su lugar, sea donde nos encontremos.



Estremecedoras fotografías que te inspirarán a reciclar

¿Te has cuestionado a donde van a parar tus desechos?

En el mundo cada persona genera al rededor de 500kg al año; somos más de 7 mil millones de personas, así, los desechos entonces se convierten en un problema extenuante.

Algunos países cumplen cabalmente con los procesos de reciclaje, como Suecia, que incluso importa basura de otros países para generar energía, pero en muchos otros, quizá en la gran mayoría, la basura no es tratada como debe hacerse. 

Se ha documentando cómo los desechos que no son correctamente aprovechados suelen recorrer enormes distancias y llegar hasta los sitios más insospechados, muchos de ellos, repletos de naturaleza. 

El sitio Alternet ha recopilado fotografías de basura que ha alcanzado los hábitats de animales, causándoles irreparables daños. 

Las imágenes, más que escandalizarte, te invitarán a reciclar de la manera más sugerente que quizá pueda hacerse.



¿Sabías que, de separarse la basura en Latinoamérica, 90% podría reutilizarse?

Como combustible y reciclado, la separación de los desechos sería altamente productiva

En Latinoamérica muchos países tienen el problema de que, tras separase la basura al interior de los hogares, los recolectores, generalmente del gobierno, vuelven a unir los desperdicios; lo anterior, naturalmente, desalienta notablemente la separación de basura. 

En este contexto, según El País, 4 millones de personas en Latinoamérica trabajan separando basura bajo condiciones insalubres, montados en enormes pilas de desechos, intentando encontrar materiales reciclables como cartón, vidrio, latas, etc…  Lo anterior es una realidad, aunque poco a poco van agrupándose iniciativas que buscan dar mejores condiciones a las personas que trabajan separando la basura. 

Según cifras del Banco Mundial, en Latinoamérica una persona produce entre 1 y 14kg de basura por día y, si esta fuera separada desde casa, alrededor de 90% podría ser convertido en combustible o reciclado.

Por lo tanto es indispensable que los ciudadanos comiencen no sólo a separar la basura, sino a exigir a escala local que los desperdicios sean tratados con un sentido ecológico. Si las demandas a nivel regional ponen énfasis en este renglón los gobernantes se verían orillados a incluirlas en sus propuestas de campaña y de gobierno, una forma de comenzar a pensar los desechos de una manera distinta.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca