Árboles fotografiados en infrarrojo: bosques oníricos

La magia del bosque cobra su doble sentido onírico al fotografiar árboles con tecnología infrarroja. Imágenes que parecen  animadas por computadora exhiben un “efecto wood” que hace que las hojas y el pasto se vuelvan tan reflejantes como la nieve. Verde vuelto nieve, dulces de algodón, luz de otro planeta. Este efecto curiosamente viene del […]

La magia del bosque cobra su doble sentido onírico al fotografiar árboles con tecnología infrarroja. Imágenes que parecen  animadas por computadora exhiben un “efecto wood” que hace que las hojas y el pasto se vuelvan tan reflejantes como la nieve. Verde vuelto nieve, dulces de algodón, luz de otro planeta. Este efecto curiosamente viene del pionero infrrarojo Robert. W. Wood, cuyo apellido significa bosque (o madera).

[Tree Hugger]



En Rusia, un volcán en erupción se encontró con un cometa (FOTOS)

Cambiando el ángulo con un lente de 35mm, la imagen consiguió precisar la sorprendente iluminación de la lava durante el proceso en que la niebla inundaba el espacio.

Los habitantes de Kamchatka, al este de Rusia, fueron testigos de fenómenos naturales y astronómicos congeniándose entre sí: a mitad de una erupción volcánica apareció un cometa que deslumbraba los cielos. Se trata de una maravilla natural que muy pocos han logrado capturar en cuestiones de segundos, como lo hizo el fotógrafo de Tomas vdW Photography al embarcar un camión Kamaz visitando la región. 

Cambiando el ángulo con un lente de 35mm, la imagen consiguió precisar la sorprendente iluminación de la lava durante el proceso en que la niebla inundaba el espacio. De alguna manera, estos 15 segundos lograron ser perfectos para el paisaje del invierno ruso debajo de los cometas. Un fenómeno único en la vida, y este es el testigo que lo evidencia: 

 



Cuando las flores tienen figuras insólitas (FOTOS)

Hay algunas flores que cuentan con patrones fuera de común, con temáticas más similares a figuras humanas e inclusive objetos fácilmente reconocibles para el ojo del hombre.

Podría decirse que la naturaleza, con sus distintos tamaños, formas, colores, patrones y olores, cuenta con las medidas perfectas. Fue inclusive Fibonacci quien concluyó que su sucesión aparece en las configuraciones biológicas: tanto en las ramas de los árboles, la disposición de las hojas en el tallo, las flores de girasoles, suculentas, piñas de coníferas, etcétera.

Sin embargo, hay ocasiones en que la naturaleza tiene figuras que se libran de la sucesión de Fibonacci. Entre ellas hay algunas flores que cuentan con patrones fuera de común, con temáticas más similares a figuras humanas e inclusive objetos fácilmente reconocibles para el ojo del hombre. Estos son algunos ejemplos de esa creatividad peculiar de la naturaleza: 

 

 



Si la Madre Naturaleza tuviera una voz, este sería su estremecedor mensaje (VIDEO)

Nature Is Speaking es una campaña de International Conservation que busca generar consciencia sobre el cuidado del medio ambiente. En esta ocasión, la Madre Naturaleza nos habla a través de la voz de la famosa actriz Julia Roberts.

La Naturaleza ha estado aquí 4.5 miles de millones de años, 22 500  veces más que el humano mismo. Esto es sólo una pequeña muestra de que ella puede sobrevivir sin nosotros, pero, ¿podríamos nosotros hacerlo sin ella?

No. 

Es ella, la madre naturaleza, la que nos alimenta o nos deja morir de hambre; la que nos protege como si fuera una madre cuidando a un bebé o la que nos abandona hasta la extinción de una o varias especies. Y aunque nosotros nos encarguemos de consumir sus bienes, maltratarla hasta debilitarla, ella está preparada para evolucionar –aún si se trata a costa de la existencia humana–. 

Conservation International se ha encargado de realizar un simulacro en el que la Naturaleza nos habla y se encarga de dejar en claro la responsabilidad del humano sobre la preservación del Patrimonio natural de la Tierra, de su biodiversidad y la harmonía entre especies. Para ello, ha utilizado la voz de la famosa actriz Julia Roberts como si fuese la de la Naturaleza y nos ha advertido sobre cómo nuestro estilo de vida y nuestras decisiones, sólo marcarán nuestra supervivencia –y no la de ella–. El resultado es sencillamente hipnotizante

 



Hipnotizantes capturas de la naturaleza desde un drone (FOTOS)

Pocos artistas son capaces de transmitir este poderoso mensaje de la naturaleza. Y todavía menos, aquellos que lo logran hacer desde los cielos.

 La naturaleza enamora; se expande en cada milímetro de la piel hasta erizarla, impacta con su majestuosidad y brinda una sensación de plenitud y bienestar. Sin importar el ecosistema, la naturaleza se encarga de colarse hasta la raíz provocando una especie de sensación de unidad con el universo –en que todo está donde debe estar–. 

Pocos artistas son capaces de transmitir este poderoso mensaje de la naturaleza. Y todavía menos, aquellos que lo logran hacer desde los cielos. Quizá por esta razón, valga la pena reconocer a aquellos personajes que han logrado cautivar al espectador capturando la invaluable belleza de la naturaleza; como lo hizo National Geographic y Dronestagram. 

 NG y Dronestagram convocaron por tercer año consecutivo al concurso de International Drone Photography Contest, en donde fotógrafos profesionales del mundo capturaron alrededor de 6 000 imágenes de la naturaleza. El concurso contaba con tres categorías: Viajes, Naturaleza / Vida Salvaje y Deportes/Aventura. Para ello, Guillaume Jarret, cofundador de Dronestagram, dio un sólo criterio para las fotografías aéreas en drones: 

Una buena fotografía en drones es una imagen que inmediatamente la identificas como una foto desde un drone. Está tomada a baja altitud, muy cerca del punto objetivo, pero lo suficientemente alto para que el espectador vea que fue imposible sacarla con otro artefacto. Los drones pueden capturar imágenes en lugares que parecen imposibles de alcanzar con otros instrumentos de vuelo.

A continuación te compartimos algunas de las imágenes que formaron parte de este concurso y obtuvieron premios de primeros lugares: 



Descubre los asombrosos e insólitos beneficios de abrazar a un árbol y a su energía revitalizadora

Los árboles brindan no sólo oxigeno y madera, también una importante fuente de energía sanadora que interactúa entre sí.

Numerosos estudios han demostrado que la naturaleza es un factor determinante en la salud de las personas. Sin marcar una diferencia contundente, la naturaleza brinda una especie de alivio a enfermedades tanto físicas como psicoemocionales; se trata realmente de un proceso en el que se regresa a la fuente del espíritu para renovarse.

Si bien no es sólo de entrar en contacto con espacios verdes, también de volvernos conscientes de las propiedad energéticas que los árboles y plantas proveen. Los árboles brindan no sólo oxigeno y madera, también una importante fuente de energía sanadora que interactúa entre sí.

treehug

En su libro Blinded by Science, Matthew Silverstone comprobó que la energía vibracional de los árboles y plantas brindan una serie de beneficios a la salud de los humanos. Por ejemplo, los árboles poseen energía de grounding permitiendo usar la fuerza para extenderla positivamente hacia los demás. Es decir, un árbol cuando se toca –o se abraza– tiene una vibración única que afecta nuestro cuerpo en maneras maravillosas al entrar en contacto con energía de vida de la naturaleza.

Como mencionamos con anterioridad, no se trata sólo de ver árboles para sentirse bien; si no de conllevar un vínculo de cuidado, en donde se permiten crecer tal cuales son. Esto permitirá recibir toda la fuerza y estabilidad que el cuerpo encarna. Envía energía positiva al agradecerle –verbal o mental– nutrir la tierra; planta un árbol para continuar con el ciclo positivo; ten plantas en tu trabajo u hogar; disfruta de más actividades en el exterior.

[Fractal Enlightment]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca