Close

Masdar City, la ciudad eco perfecta

La tan imaginada perfección eco-urbana aparentemente comienza a ser una realidad cristalizada en Masdar City. Una ciudad con literalmente cero emisiones de carbono a la atmósfera y donde el 100% de los desperdicios se reciclan o reutilizan.

Bajo el slogan “Algún día todas las ciudades serán como esta”, este proyecto que se construye en medio del desierto árabe, a sólo 17 kilómetros de Abu Dhabi, se terminará en 2016 y tendrá un costo total de 20,000 millones de dólares. Con esta iniciativa, y a un preció que difícilmente podrían alcanzar otros países, la megalomanía árabe parece estar cerca de alcanzar la sustentabilidad absoluta, al menos en cuanto a tecnología y planificación físico-urbana se refiere.

La Masdar City excede los más altos estándares de arquitectura ecológica y tecnologías sustentables.  Granjas eólicas y solares abastecerán por completo a la ciudad de energía renovable,. Además, las calles estarán recubiertas de paneles que captarán la energía cinética de los transeúntes para luego, por la noche, regresarla en forma de energía calorífica que permita mantener la temperatura de la ciudad en las frías noches del desierto.

Se prevé que prácticamente todo el alimento que necesitarán los afortunados y ecoamigables habitantes de Masdar City se provea a través de sus sistema de hortalizas urbanas ubicadas en los techos de todas las edificaciones que compondrán la ciudad donde compartirán espacio con miles de metros cuadrados de paneles para captar energía fotovoltaica. Por otro lado las calles de Masdar City no permitirán el transito de ningún coche y el transporte público funcionará sólo con energía eléctrica.

Masdar City se perfila como el más ambicioso y perfeccionista monumento a la cultura sustentable y a las nuevas tendencias verdes que cada vez parecen ser no sólo más necesarias, sino absolutamente cool. Sin embargo, a pesar de su espectacular despliegue de altas tecnologías verdes que incluye, hasta ahora no se ha mencionado nada sobre el más importante aspecto de una la verdadera sustentabilidad: una economía fragmentada en productores locales e independientes, sin actores hegemónicos en el mercado, con una nueva cosmogonía que no incluye al consumismo como máxima existencial, que respeta la diversidad sociocultural,  y que mantiene un destello perpetuo de conciencia y respeto frente a la magia de la naturaleza. Esperemos que Masdar City también tome en cuenta estos pilares de la sustentabilidad antes de proponer que todas las urbes debiesen ser como ella, y que no termine siendo un ícono de la frivolidad sustentada.

Este flamante totem eco amigable se erige justo en medio de múltiples rumores de que gobiernos y agrupaciones ambientalistas han estado exagerando las cifras para elevar el nivel de alarma frente al fenómeno del calentamiento global, lo cual sugiere que en medio de este inocente y aparentemente noble activismo pudieran estar involucradas extrañas agendas políticas.

Nota extraída de Archivo Callejero Blog

Ver Más
Close