Masdar City, la ciudad eco perfecta

Bajo el slogan “Algún día todas las ciudades serán como esta” Masdar City se perfila como la primer concentración urbana en alcanzar la mítica eco perfección; el proyecto se prevee inaugurar en 2016

La tan imaginada perfección eco-urbana aparentemente comienza a ser una realidad cristalizada en Masdar City. Una ciudad con literalmente cero emisiones de carbono a la atmósfera y donde el 100% de los desperdicios se reciclan o reutilizan.

Bajo el slogan “Algún día todas las ciudades serán como esta”, este proyecto que se construye en medio del desierto árabe, a sólo 17 kilómetros de Abu Dhabi, se terminará en 2016 y tendrá un costo total de 20,000 millones de dólares. Con esta iniciativa, y a un preció que difícilmente podrían alcanzar otros países, la megalomanía árabe parece estar cerca de alcanzar la sustentabilidad absoluta, al menos en cuanto a tecnología y planificación físico-urbana se refiere.

La Masdar City excede los más altos estándares de arquitectura ecológica y tecnologías sustentables.  Granjas eólicas y solares abastecerán por completo a la ciudad de energía renovable,. Además, las calles estarán recubiertas de paneles que captarán la energía cinética de los transeúntes para luego, por la noche, regresarla en forma de energía calorífica que permita mantener la temperatura de la ciudad en las frías noches del desierto.

Se prevé que prácticamente todo el alimento que necesitarán los afortunados y ecoamigables habitantes de Masdar City se provea a través de sus sistema de hortalizas urbanas ubicadas en los techos de todas las edificaciones que compondrán la ciudad donde compartirán espacio con miles de metros cuadrados de paneles para captar energía fotovoltaica. Por otro lado las calles de Masdar City no permitirán el transito de ningún coche y el transporte público funcionará sólo con energía eléctrica.

Masdar City se perfila como el más ambicioso y perfeccionista monumento a la cultura sustentable y a las nuevas tendencias verdes que cada vez parecen ser no sólo más necesarias, sino absolutamente cool. Sin embargo, a pesar de su espectacular despliegue de altas tecnologías verdes que incluye, hasta ahora no se ha mencionado nada sobre el más importante aspecto de una la verdadera sustentabilidad: una economía fragmentada en productores locales e independientes, sin actores hegemónicos en el mercado, con una nueva cosmogonía que no incluye al consumismo como máxima existencial, que respeta la diversidad sociocultural,  y que mantiene un destello perpetuo de conciencia y respeto frente a la magia de la naturaleza. Esperemos que Masdar City también tome en cuenta estos pilares de la sustentabilidad antes de proponer que todas las urbes debiesen ser como ella, y que no termine siendo un ícono de la frivolidad sustentada.

Este flamante totem eco amigable se erige justo en medio de múltiples rumores de que gobiernos y agrupaciones ambientalistas han estado exagerando las cifras para elevar el nivel de alarma frente al fenómeno del calentamiento global, lo cual sugiere que en medio de este inocente y aparentemente noble activismo pudieran estar involucradas extrañas agendas políticas.

Nota extraída de Archivo Callejero Blog



6 sorprendentes ideas de diseños arquitectónicos ecosustentables

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde.

La arquitectura ecosustentable es una ola de diseños urbanos ambientalmente conscientes que buscan optimizar los recursos naturales y los sistemas de edificación que minimicen el impacto ambiental. Para cumplir con este fin, es importante tomar en consideración las siguientes nociones:

– Las condiciones climáticas, la hidrografía y los ecosistemas del entorno para obtener el máximo rendimiento con el menor impacto;

– la eficacia y moderación en el uso de materiales de construcción, priorizando los de bajo contenido energético

la reducción del consumo de energía para calefacción, refrigeración, iluminación y otros equipamientos, cubriendo el resto de la demanda con fuentes de energía renovables; 

– la minimización del balance energético global de la edificación durante las fases de diseño, construcción y utilización y final de vida útil. 

La realidad es que la mezcla entre la funcionalidad ecológica y el diseño moderno no ha sido nada sencilla de realizar, principalmente a la hora de valorar las necesidades de la región –de acuerdo con el clima y el ecosistema–, considerar las fuentes de energía renovables y agua, evitar riesgos para la salud, usar materiales obtenidos de materias primas generadas localmente y materiales reciclables, y gestionar ecológicamente los desechos. Sin embargo, desde la antigüedad, hay lugares que se han dedicado a la arquitectura ecosustentable. 

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde. Principalmente en regiones como en Mérida, en donde se ha implementado calentadores solares, llaves ahorradoras de agua y aisladores térmicos para techos; o Guadalajara, en donde se han empezado a construir edificios sustentables con “azoteas verdes”, impermeabilización ecológica, calentadores solares, sistemas fotovoltaico para la iluminación, dispositivos ahorradores de agua, llaves automáticas, mingitorios secos, captación de aguas fluviales, materiales constructivos de la región, muebles de cartón y macetas de fibra de coco. 

Para conocer más proyectos arquitectónicos de esta ola ambientalmente consciente, te presentamos la siguiente lista: 

 

Sisaket, en Tailandia. 

En 1984, un grupo de monjes pidieron a los locales llevar botellas de cervezas para reciclarlas y crear con ellas un templo. De acuerdo Atlas Obscura, el “Templo de un millón de botellas” está construido por botellas recicladas –desde el crematorio, áreas de dormir y baños–. 

Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable

Barcos terrestres –earthships–.

Si bien sus diseños empezaron en Taos, Nuevo México, por el arquitecto Michael Reynolds, los barcos terrestres comenzaron a expandirse a lo largo del planeta. Estos hogares futuristas están hechos con materiales sustentables: llantas, botellas con cemento, paja y barro, etcétera. 

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

Sonoma County, en California. 

Construido con pacas de pajas y jardines sustentables, este sitio es una de las construcciones ecosustentables más representativas del estado. 

sonoma county

 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, en Singapur.

Este sitio aprovecha la luz sola reduciendo el gasto en energía eléctrica, pues permite el paso de la luz natural a la zona más transitada. Cuenta con numerosos tragaluces, celosías y vidrios de colores, transformando la luz del día en una gran variedad de tonos. El proyecto estuvo estuvo a cargo de la firma Look Architects. 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, arquitectura ecologica

 

Casas de paja, en Huixquilucan –México–. 

Estas casas son consideradas como una opción amigable con el planeta por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal. Aquí, los arquitectos y albañiles utilizan materiales de construcción como paja, adobe, heces de ganado, madera y barro. Tienen, además, sistema de recolección de agua de lluvia y de drenaje. 

casas de paja huixquilucan, arquitectura ecosustentable

Hospital Bioclimático, en Susques –Argentina–

Se trata de uno de los primeros hospitales bioclimáticos de Sudamérica, el cual fue construido con materiales de la región para crear innovaciones de tecnología moderna –como calefacción y páneles de energía solar–. La construcción se llevó a cabo por el Instituto de Investigación en Energías No Convencionales –INENCO– de Argentina. 

Hospital Bioclimatico de Argentina, Susques, arquitectura ecosustentable

 



Estas son las 4 ciudades más limpias del mundo por continente

Algunas urbes están haciendo un trabajo notable en la reducción en la emisión de carbono a la atmósfera.

Muchos esfuerzos para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y con ello el calentamiento global, se han estado haciendo a nivel local, es decir, en las ciudades. Por lo anterior, algunas urbes están a la cabeza de la vanguardia en la construcción de ciudades más limpias, independientemente de los avances a su nivel nacional. 

Así, muchas ciudades avanzadas en la lucha contra el cambio climático, lo están haciendo gracias a iniciativas ciudadanas o de los gobiernos regionales. Como parte de una lista elaborada por la aplicación Hassle.com y con base en criterios de iniciativas para contrarrestar el cambio climático en las ciudades, las siguientes urbes han sido catalogadas como las ciudades más limpias del mundo. Evidentemente el criterio es un tanto subjetivo pero los argumentos quizá podrán convencerte. 

 

En América del Norte 

Chicago, E.U: esta ciudad tiene más techos verdes de todos los que existen en la totalidad de las ciudades de este país, con dos millones de pies cuadrados de áreas verdes altas.

 

Asia

 Tokyo: A pesar de sus 13 millones de habitantes, sorprendentemente, la ciudad tiene los menores niveles de emisión de CO2 en todo Asia. 

 

Sudamérica y África: 

Bogotá, Colombia: tiene uno de los sistemas de transporte público más eficientes de todo el mundo. Gran parte de sus más de 8 millones de habitantes hacen uso de este sistema, lo que permite que la ciudad sea limpia. 

 

Oceanía: 

Sidney, Australia: una de las metas de esta ciudad es la reducción de sus emisiones de CO2 en 30% para el año 2030 y sus metas han ido ganando terreno por lo que el objetivo pinta muy alcanzable.



Sencillos consejos para cuidar los árboles urbanos

La arboricultura moderna ofrece una serie de prácticas rutinarias para mejorar las condiciones de los árboles, así como sus infalibles beneficios al ambiente

Árboles plagados de chicles, invadidos de basura o simplemente muertos; estas son algunas de las imágenes que cualquier transeúnte puede observar a lo largo de su jornada. A pesar de que los árboles son proveedores de vida, la mayoría de ellos que se encuentra dentro de la infraestructura urbana sufre de contaminación del suelo, agua y aire, así como de la inaccesibilidad de los mismos. Se altera su medio ambiente a través de la modificación del drenaje, iluminación, clima y trato de los habitantes, entre otros. 

La arboricultura moderna ofrece una serie de prácticas rutinarias para mejorar las condiciones de los árboles, así como sus infalibles beneficios al ambiente. 

A fin de generar un cuidado adecuado de estos seres vivos, se necesita tomar en consideración que los árboles jóvenes cuentan con menos de 5 años de plantados, mientras que los maduros son los que llevan más de 5. 

Cada uno de estos seres necesita una apropiada aireación del suelo, es decir, un lugar que permita la circulación del aire y agua al interior del sistema de las raíces. De acuerdo con Árboles y Jardines: “debe dejarse libre 30cm a nivel alrededor del tronco, sin removerse, ni hacer cajeta, ni amontonar suelo, ni colocar pasto u otras plantas, tampoco regarse. El resto de la superficie libre bajo la copa debe aflojarse con el empleo de un pico, golpeando sin que la punta penetre muy profundamente”. Cuando el árbol se encuentra en una zona cubierta de pavimento o pasto, puede seguirse el mismo procedimiento pero antes de la temporada de lluvias. 

A continuación puedes hacer uso de fertilizantes orgánicos para regular la composición química del suelo. Es recomendable aplicar entre 1 y 2kg por cada 100m2 de superficie (debajo de la copa). Se recomienda hacerlo a principios de la primavera. 

Fotografía principal: Christian y Sergio Velasco / Flickr 



Persuasivas frases de Tatiana Bilbao, la mexicana ganadora del Premio Global de Arquitectura Sostenible

Calificada como creadora de “edificios icónicos que se integran al mismo tiempo en su entorno”, esta singular arquitecta dejó algunas frases memorables que nos sirven a todos.

La arquitectura puede ser aliada o acérrima enemiga del ecosistema. Desde siempre los humanos hemos intervenido el paisaje para acoplarlo a nuestras necesidades, pero sobre todo, tras la era industrial, lo hemos hecho con criterios poco ecológicos.  La mala o nula planeación de las ciudades, invasión de espacios naturales, y la acoplación de espacios que no reciclan su energía son un problema. De hecho, los espacios arquitectónicos sostenibles suelen pertenecer a personas con muchos recursos, o bien  a instituciones públicas responsables.

La mayoría de los hogares en el mundo aún son construidos sin criterios sostenibles. Siendo así, quizá el problema sea que los propios arquitectos no han acatado su responsabilidad social. ¿No debiera a estas alturas ser una obviedad, la obligación de construir bajo estos criterios? Algo así cree la recién ganadora del Premio Global de Arquitectura Sostenible, Tatiana Bilbao.

La arquitecta ha generado interesantes espacios de una vanguardia geométrica fascinante, pero además se ha  casado con la idea de honrar el paisaje y el ecosistema con construcciones acordes al ambiente. La sustentabilidad, para ella, es una obviedad ética.

Aquí algunas de las trascendentales frases que compartó en distintos momentos de su carrera, y que imprimen un sentido ético a esta ciencia:

 

“Añadir el adjetivo “sostenible” a la arquitectura es, redundante, pues ya está implícito en una disciplina, debe actuar siempre con responsabilidad social”.

“Desde muy pequeña, mis memorias son siempre espaciales. (…) Mis recuerdos son de formas, de espacios frescos o calientes, luz y sombra”.

“La arquitectura es un reflejo de su tiempo”.

“El capitalismo exacerbado ha provocado excesos”.

“No hace falta innovar siempre: con hacer una arquitectura responsable, que sirva a la gente para vivir mejor es suficiente”.

“Los arquitectos no somos nada bohemios”.

“La arquitectura es un medio para generar o llevar calidad de vida a las personas. Para hacer esto, lo que hacemos es entender todo, el contexto, el usuario y el programa. Nos ayudamos de muchas cabezas y disciplinas para poder traducir esto en un espacio que sea sensible a estas variables”.



La brillante idea de las “calles abiertas” se esparce por el mundo

Más de 100 ciudades del mundo le han dedicado un día a la semana a aquellos que gustan de pasear por su ciudad a pie o en bicicleta y tener una relación sana y estética con ella.

El movimiento llamado “Open Streets” o “Calles abiertas” es un esfuerzo por regresar las calles a toda la gente, aunque sea por un día cada semana. No nos damos cuenta cuanto espacio urbano es inaccesible para los peatones y demás no-conductores hasta que cierran las calles y podemos transitarlas libremente, mirando nuestra ciudad desde un punto de vista distinto y más holgado. Esta iniciativa ya se lleva a cabo en varios países de Latinoamérica como Bogotá, Chile y México, y se está contagiando como el mejor de los virus por otras ciudades del mundo.

Lo que hace Open Streets es cerrar temporalmente el tráfico automovilístico de  las calles para que las personas puedan usarlas para caminar, montar bicicleta, bailar, jugar y socializar. El propósito de esta iniciativa, además del obvio, es optar por la ecología y la salud como una de las mejores maneras de pasar el tiempo libre.

Si vives en una ciudad que aún no implementa esta actividad los domingos, puedes entrar a la página web y organizar una causa para hacerlo posible. Viendo el siguiente video de Bogotá no te quedará duda acerca de esta gran idea:

Ciclovia: Bogotá, Colombia from Streetfilms on Vimeo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca