Jóvenes promesas del fashion ecológico

La moda sustentable representa uno de los aspectos más sofisticados del lifestyle ecológico: cinco grandes diseñadores que darán mucho de que hablar durante los próximos años y que permitirán la consagración de este trend en las pasarelas del mundo

Dentro de las vertientes que buscan replantear la relación de nuestro cuerpo con las naturaleza y los materiales que esta nos provee, quizá la más glamurosa (obviamente después de la sacra desnudez), es el eco fashion. Este tendencia se ha consagrado como una de las variables más populares de la moda actual y ya comienzan a perfilarse distintos diseñadores que se especializan, exclusivamente, en desarrollar prendas que esten en sintonía con el cuidado medioambiental y el estilo de vida sustentable.

Aquí les presentamos, cortesía de nuestros amigos de Pijama Surf, una lista de cinco jóvenes diseñadores que pronto se consagrarán dentro del eco fashion:

Raquel Allegra

Con un inconfundible estilo aether glam, Raquel Allegra lanza continuamente propuestas con diseños que orquestan variables entre la étnica y el avant garde, manifestando la reutilización como su principal estandarte de piezas eco-amigables. Por ello emplea materiales tan diversos como la ropa usada que se desecha en la Cárcel del Cóndado de Los Ángeles, California. Sus diseños, siempre impregnados de un sexy halo, trazan discursos bio-étereos que pronto darán mucho de que hablar en las capitales de la moda.

Elena García

Elena utiliza como pilar que sostiene su enorme talento una especie de “ecocredo”. Este código incluye principios como la ética, la sustentabilidad, y la producción local. Sus diseños, inspirados en la Reina Victoria y personalidades similares, derivan en piezas “dramática y exquisitamente multifuncionales”,  al tiempo que encarnan una de las más finas propuestas del eco fashion actual.

Sonja den Elzen

Sonja fundó hace tres años la marca Thiefs con el reto de sintonizar sus dos pasiones: su compromiso con el entorno social y con el medio ambiente, y su desbordante amor por el fashion design. Para crear sus piezas, inspiradas en un predominante look urbano, esta diseñadora de Toronto se desliza entre materiales como el hemp, la lana y el algodón orgánicos, lino, soya y bambú. En sus propias palabras sus líneas de ropa “reclaman un encuentro entre el fashion y la auto-expresión”.

Andrew Soernsen / Mark Morris

Los talentos detrás de Turk + Taylor, conocidos como el West Coast Duo, utilizan fibras naturales y materiales orgánicos para dar vida a sus originales y diseños, siempre classy, que rayan alrededor de un look fusturísticamente marino: Patrones sobrios, uso del blanco, el azul, y otros tónos sólidos, que coexisten una característica y avant sobriedad.

Laura Stephenson

Laura es el intrépido talento oculto detrás de los diseños de la Revolving Clothing Co. La filosofia de esta diseñadora canadiense se encarna en piezas producidas localmente, y utilizando material que resulta de productos naturales y orgánicos, como el bambú, la soya, y el algodón orgánico. Laura imprime una cierta dulzura en sus diseños, comprobado en la última colección “Honor”, y sin embargo sus prendas jamás empalagarán su discurso estético.



¿Armani deja hoy las pieles para sus prendas?

Armani se unió así a otras firmas del emporio de la moda, las cuales han dejado de usar pieles animales en sus prendas; tales como Hugo Boss, Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Stella McCartney.

La firma internacional del mundo de la moda ha anunciado desde Milán anunció que dejará de utilizar pieles en su colección de otoño-invierno 2016. De acuerdo con su fundador, el proceso tecnológico ha hecho posible encontrar nuevas alternativas para la extracción de piel animal sea innecesaria.

Giorgio Armani enfatizó que “[c]ontinuando el proceso que iniciamos hace muchos años, mi empresa da ahora un paso importante hacia adelante, reflejando nuestra atención en los problemas de medio ambiente y condiciones de los animales”.

cwdQBUumHW1x

Esta decisión fue tomada gracias a la alianza con “Fur Free Alliance” –FFA–, una coalición de 40 organizaciones animalistas de todo el planeta comprometidas en la abolición de la piel en la industria textil. Joh Vinding, presidente de FFA, declaró que el anunció de Armani evidencia que “los diseñadores y consumidores pueden gozar de libertad creativa y lujo sin recurrir a la crueldad animal.”

Armani se unió así a otras firmas del emporio de la moda, las cuales han dejado de usar pieles animales en sus prendas; tales como Hugo Boss, Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Stella McCartney. Vining concluye que “es una prueba de que la compasión y la innovación son el futuro de la moda”.



Esta artista ha ubicado diseños de fashion que se asemejan a la naturaleza

Liliya Hudyakova hace una sugerente comparación de diseños que parecieran encapsular las mejores imágenes de la naturaleza.

La naturaleza no solo es nuestra materia prima, es también nuestra influencia estética más directa y milenaria, de la cual somos parte y con la que nos identificamos casi instintivamente.

Algunos diseñadores de alta costura han creado vestidos que consciente o inconscientemente asemejan sublimes escenas de la naturaleza. Con una sensibilidad notable, la artista rusa Liliya Hudyakova ha ubicado paisajes que parecieran haber sido los directos y arrobadores lienzos de inspiración para los diseñadores y la materialización de sus obras. Las semejanzas son impactantes y nos recuerda que la naturaleza está en nuestra psique y es el ejemplo más sofisticado de armonía y persuasión estética.



Diseños de moda hechos con desechos de comida (FOTOS)

Ahora, los desperdicios de comida también pueden cautivar a fashionistas

En el año 2004 Jean Paul Gaultier realizó una colección denominada Pain Couture, en ella convierte el alimento básico de los franceses en paraguas, vestidos, sombreros de copa, todos con una extraordinaria belleza.  Al exponer su “moda-pan” Gaultier relataba como el arte no es efímero y atraviesa la evolución de la sociedad, en cambio, la moda simplemente se limita a reflejar esa evolución.

Hoyan Ip es una diseñadora de modas egresada de la Universidad de Westminster que continuamente ha experimentado con conceptos y materiales con la idea de generar una moda más sustentable.

El desperdicio de comida es un tema con connotaciones morales,  intrínsicamente relacionado con las sociedades de consumo y su idea desechar todos los objetos de manera irreflexiva. La diseñadora Hoyan Ip se opone a esa lógica consumista. Ella ha decidido optar por una nueva filosofía: “waste not, want not”, precepto que traducido al español sería algo como; no desperdicies, no quieras.

Probablemente, una de las mejores formas de llevar a la práctica el axioma propuesto por la diseñadora, es simplemente rehusar, y su propuesta de reutilizar se basa en diseñar mediante bio-trimmings, productos a base de comida destinados a ser eliminados. Ip recupera aquello considerado como desperdicio orgánico, los seca, cocina, mezcla y transforma en preciosos adornos.

Hoyan Ip, ha llevado a la práctica su filosofía de vida al diseñar bolsos, hebillas y botones con bio-recortes de comida. Su contribución al mundo de la moda contiene un mensaje contundente acerca de la importancia de mirar en nuestra cotidianidad a los objetos desde otra forma, una en la que puedan ser utilizados nuevamente aún cuando su aparente vida útil haya acabado.



¿Qué es “sustentable” y por qué lo sustentable no es la panacea?

Sustentable no es igual que verde, y ninguna de las dos (aplicadas a la energía, el ambiente o la arquitectura) es una solución por sí misma. La educación y la investigación son lo que harán posible la vida en la Tierra a largo plazo.

La definición más sencilla de sustentable es una obviedad: algo que puede ser sostenido. Algo que puede mantenerse haciendo lo que sea que esté haciendo durante un tiempo relativamente largo, posiblemente para siempre. Sin embargo, el adjetivo sustentable se ha utilizado con mucha ligereza durante los últimos años, especialmente cuando se trata de hablar de fuentes de energía.

Las fuentes de energía sustentables implican a aquellas que pueden seguir dándonos energía aprovechable durante un tiempo considerablemente largo; sin embargo, sustentable no es igual a verde (como cuando decimos “energía verde”). El adjetivo verde no es solamente un color, sino un acuerdo metafórico que indica que dicha energía no daña al planeta Tierra, ni a la flora y fauna (nosotros, los humanos, incluidos) que viven en él.

Si la civilización humana constara de unos pocos cientos de individuos, probablemente los hidrocarburos serían una fuente de energía sustentable, en el sentido de que podrían utilizar las técnicas petroquímicas para refinar combustibles fósiles que permitieran mantener una civilización a pequeña escala por un periodo considerablemente largo de tiempo; sin embargo, incluso en esa pequeña e hipotética civilización, tales hidrocarburos no serían una energía verde, pues dañarían en alguna medida el medio ambiente circundante.

Las fuentes de alimento también son (o no) sustentables: la agricultura, la ganadería, la pesca y los demás procesos productivos que alimentan a todos los seres humanos del mundo no necesariamente son sustentables o verdes. El proceso de convertir una vaca en una hamburguesa implica un considerable deterioro del medio ambiente (en forma de agua, alimento, almacenamiento del ganado, etc., sin contar los residuos derivados de su procesamiento y transporte).

Para algunos teóricos ecologistas como Ruben Anderson, lo verde tampoco es una panacea –es decir, algo que soluciona por sí mismo todos los problemas del mundo. Aunque podemos tener energía verde (pues no daña el medio ambiente), la escala de la civilización humana en nuestros días la vuelve no sustentable, al menos por el momento. Lo que decimos al pensar en energía nuclear, autos eléctricos, fuentes de energía renovables y alternativas a los hidrocarburos es que estas opciones son verdes en la medida en que son menos malas para el planeta, es decir, que lo deterioran menos, pero el deterioro sigue estando presente.

Una combinación de varias tecnologías sustentablesverdes son lo que el planeta necesitará para seguir permitiendo la vida en el planeta durante algún tiempo más.

[Small and Delicious]



La nueva Be.e, una elegante motocicleta hecha de hemp

Esta innovadora scooter está hecha con hemp y otros materiales sustentables, y promete ser más resistente que las vespas convencionales.

La nueva vespa Be.e, diseñada por Van.eko, tiene el potencial de revolucionar el diseño industrial y volverlo sustentable. Esto es debido a que está hecha completamente de hemp (derivado del cannabis) y de otros materiales sustentables que no sólo funcionan perfectamente, sino que han probado ser incluso más resistentes que los materiales utilizados comúnmente.

Van.eko apuntó que escogieron el hemp para la carrocería ya que si el vehículo llegara a chocar levemente, en lugar de desarmarse (como lo hacen las Vespas comunes) sólo mostraría algunos rasguños. El pedigrí vegetal tampoco le resta rendimiento general; la moto puede alcanzar las mismas velocidades que una Vespa común.

1673229-slide-bee-vaneko-riding

Los diseñadores escogieron esta tecnología basada plantas porque era “inmediatamente aplicable y no hubo obstáculos en su manufactura”. La fibras naturales fueron prensadas y moldeadas usando el mismo tipo de técnica de fabricación que usa la Formula 1, sólo que sin acero. La Be.e también es completamente eléctrica.

La estética de la moto es casi controversialmente retrógrada, y la razón para esto es que la implementación de materiales vegetales ya era suficiente “shock”, y quisieron mantener algunos distintivos clásicos del diseño de scooters, que mantendrían a la Be.e familiar y elegante.

La Be.e no estará a la venta. Más bien saldrá al mercado en Ámsterdam en 2014 y sólo podrá ser rentada. La razón de ello es asegurar que se usen lo más posible y no sólo estén “estacionadas ahí”, como la mayoría de las motocicletas de las ciudades.

1673229-slide-bee-vaneko-static-grey

[Co.DESIGN]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca